sábado, 23 de marzo de 2013

ALARDES DE LOS VERSOS

Escribir poesía es encontrar belleza. Mi humilde homenaje al día de la Poesía.
Imagen del film: "Poesía" (Shi) 2010 de Lee Chang-Dong.



Tú naciste de un alba
diferente y extraño,
concebido por Arte,
acunado por Alma.
Te nacieron las alas
cuando no tenías plumas,
y volaste en tu vuelo,
sin medición de alturas.
Te figuro de esencia
virginal cual rocío,
que resbala en corolas
y llenas el cáliz.
Sorbo digno de madre,
hijo lleno de gloria,
cauce vivo de un río,
que jamás se aminora.
Y persigo tu rastro
sigilosa y suspensa,
cual la vida su hilo
invisible y fugaz.
El versado se expande
por laderas inmensas,
¡oh,valles de Minerva,
de versos coloridos
del verbo florecido
sobre el manantial!
La palabra flota,
la palabra juega
en el jardín de Ideas...
Y trepa por los tallos,
resbala en los pistilos,
salta en aquel prado
de corazones vivos.
Baile de suspiros,
savia de la tierra
que habitas en las cosas
sutiles e ignoradas.
Diminutos fonemas
grabados en las piedras,
vertidos en las hojas.
Incesante fluido,
diamantes ocultos
brillando sin ser vistos.
Alardes de los versos
nacidos entre Flora,
espora de la vida:
¡poliniza y explora!
Propala, coloniza,
las bocas y las risas,
las luces y las sombras.

Poema recogido en el libro (inédito) Paisajes desde una cornisa. Por: Clarisa Tomás.
(Todos los derechos reservados).

lunes, 18 de marzo de 2013

OJALÁ

Imagen del film: "Lágrimas del sol" (2003) de Antoine Fugua.
A veces, los deseos,
se hacen manos con voluntad
para lograr y ser.


Ojalá que los clavos ardientes
no fueran necesarios...
Ni acaso, el único aliciente
de los desesperados.
Ni consuelo de indómitos;
ni asideros de esclavos.
Ojalá que la añoranza
no mordiera doliente,
y las manos atadas,
liberaran sus dientes.
Que la palabra muda
encontrara sus voces...
Ojalá que Ternura
no cayera de cumbres;
ni se ahogara Dulzura
en los pozos de hieles.
Ojalá que Alegría
encontrara su trono,
y reinara su magia
en la “tierra de todos”.
Y Templanza en el coso
de las osadías...
Ojalá que las bocas
sean selladas con besos,
y se duerman en lechos
de rimas y trovas.
Ojalá que las palabras nacidas
de amor nunca se rompan,
ni se escondan;
ni se quiebren y tiemblen;
ni se arrastren molidas
entre ruedas de carros,
sepultadas en barro.
Ojalá que los abrazos
esperados te alcancen,
y te abarquen completa,
te colmen y calmen,
y te aparten de hienas.
Ojalá que las calles,
nunca sean callejas,
ni avenidas extensas
de distantes espacios..,
donde ni un alma pase,
ni el silencio, ni el aire...
Ojalá que los nidos
siempre sean de las aves,
y nunca el vil cobijo
de otras crueles verdades.
Ojalá que el silencio
nunca pueble en la voz;
y la voz nunca muera,
ni se ahogue en dolor,
ni se calle, ni hiera.
...Y los días nacieran
con el dulce sabor,
de sonrisas prendidas
sobre el lecho de amor...
Y entre fuentes de plata,
y doradas espigas,
“Vida” cantara clara,
su incesante canción...

Poema recogido en el libro (inédito) "Entre aguas corrientes" por, Clarisa Tomás Campa.

sábado, 16 de marzo de 2013

LLUVIA EN EL VITRAL

Imagen del film: "Antes del atardecer" (2004) de Richard Linklater.
Te regalo mi cielo de azules estampados,
mis pequeños anhelos de los días de domingo,
mi caja verde de los secretos
con sueños escondidos.
Un “te quiero” encarnado, un capricho amarillo,
el trozo de ventana del día que te vi,
mi rosa de los vientos, mi esperanza magenta,
aquella luz intensa,
el inmenso cariño que siento por ti.

Te regalo mi risa, las caricias guardadas
que tiernamente lloran por quedarse contigo.
Te regalo estas cosas que no son un tesoro,
sólo caleidoscopio de mis colores vivos,
a donde voy amor, ya no los necesito...

Este amor encerrado tendrá su libertad,
en mi corazón de agua, ¡de agua tierra y sal!.

Te dejo un sentimiento prendido de tus manos,
que alegre tus mañanas, que guíe tus hallazgos,
acaso poco sea, como poca es mi vida,
mis huesos y mi piel,
mis días que no brillan.

Poco queda de mí, ¡amor!,
pequeña ante tus ojos,
ínfima a tus pies...
Lo que siento no importa,
mis alas están rotas, sin manos y sin boca,
amor, ¡que poco soy!

Mi dolor es un roto, un punto sin lugar,
entre tantos suspensivos del avatar mundano,
un fugitivo huérfano,
que no supo encontrar el maná de tu miel.

Un frágil misterio se acurruca caído,
en tu puerta sin llave, en tu alféizar vacío,
mientras gotas de lluvia lamen tus vitrales.
¡No mires amor, no mires a la tarde!,
que se viste de adioses y derrama su sangre;
mi amor, que cala y truena y, se oculta del sol...

Del libro (inédito) "Paisajes desde una cornisa". Por: Clarisa T.

viernes, 15 de marzo de 2013

PREMIO Y AGRADECIMIENTO

Más premios para este blog...
Hermann Hesse

Hola a todo@s:
De nuevo mi agradecimiento a los compañeros que me han nombrado, concediendo a este humilde blog, dos premios más. GRACIAS por su derroche de generosidad a Enrique Guisado y a Isaboa del Sol. Lamento no haberles contestado antes, pero mis responsabilidades profesionales y demás no me permiten estar más por aquí. Aún así, hago lo que puedo y me encantan sus genialidades, que en verdad las disfruto.
Así, amigos, si tenéis un momento, me gustaría que visitarais a:

Blog de Isaboa del Sol, excelente escritora en:
http://isaboadelsol.blogspot.com.es/2012/12/en-mi.html

Enrique Guisado, un genial y talentoso escritor en: http://kik74.wordpress.com/


Este premio es muy sencillo, no tiene compromiso alguno (al menos por mi parte, sólo el detalle para fomentar visitas y el encuentro con otros bloggers, con el fin de conocernos); se debe nombrar a 8 blogs que el premiado considere y comunicar a los premiados. Bueno,  por mi parte, me uno a la "licencia" de Carlos Javier Nuñez de Redes sociales en:  http://redessocialesfuentedeconocimiento.blogspot.com.es/    .(Magnífico blog que no me canso de visitar), y opto también por otorgar UN sólo premiado por premio. Mis premiados son:

Maite Segura por su blog: http://maiteseguracampayo.blogspot.com.es/
Me gusta la dulzura y sencillez que deja en su poesía, donde la bella palabra adquiere ecos especiales. Les gustará.

Sonia le lo por uno de sus blogs  (tiene tres) realcionados con la fotografía y la historia:
http://elrinconcitodelahistoriadora.blogspot.com/
http://fotoalquimiada.blogspot.com/
http://bitacoradefotografia.blogspot.com.es/
Esta singular blogger, es autora de tres espacios a cual más interesante con cálidos, contenidos entre el arte y la reflexión; el aprendizaje y siempre aleccionadoras palabras e imágenes. Me gusta mucho su quehacer.


Os reitero mi agradecimiento y os dejo un pasaje que me gustó mucho, del libro"Siddhartha" de Herman Hesse. (Uno de mis libros favoritos).

Del diálogo entre Govinda y Siddhartha. (Fragmento).


"-Repuso Siddhartha-. Poco me importa que las cosas sean o no apariencias; el hecho es que yo también soy apariencia y, por lo tanto, ellas son mis semejantes. Esto es lo que las hacen entrañables y dignas de respeto: son mis semejantes. Por eso puedo amarlas. Y he aquí una doctrina de la que vas a reírte: el amor, Govinda, me parece la cosa más importante que existe. Analizar el mundo, explicarlo o despreciarlo acaso sea la tarea principal de los grandes filósofos. Yo, en cambio, lo único que persigo es poder amar al mundo, no despreciarlo, no odiarlo a él ni odiarme a mí mismo, poder contemplarlo _y con él a mí mismo y a todos los seres _ con amor, admiración y respeto."


Dato biográfico: Hermann Karl Hesse, fue un escritor, poeta, novelista y pintor alemán que recibió la nacionalidad suiza en mayo de 1924. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1946, como reconocimiento a su trayectoria literaria. Wikipedia
Algunos de sus libros: Demian, El lobo estepario, La fábula de los ciegos, Poesías...

Y a todos los bloggers, fructífera estancia por la blogosfera. Suerte.

Clarista T.

viernes, 8 de marzo de 2013

TU RISA

Imagen del film: "Cuando un hombre ama a una mujer" (1994) Luis Mondaki.

Siempre me quedará tu risa,
¡aleteos de campanillas!
Amapolas bailando en cuerdas de guitarras,
trepando cual guirnaldas a los acordes,
por luces de senderos sin nombres.
Yo anduve caminos después de aquel tiempo,
y jamás vi un reflejo como tu bello rostro.
Bello, bello en su silencio, y en su movimiento;
y en su cálido abandono,
en las manos de Eros...,
o en los brazos de Venus.
Ya no tendrán los días el color de aquellos,
– lo sé – , el arcoíris ya no será completo.
Tu rostro lo dibujan, ahora, hadas y ninfas,
y otros seres con formas invisibles,
en lugares donde los colores son inventos.
La luz, al mediodía, suele ser cegadora,
pero nunca lo es tanto,
como aquella mirada tuya,
como aquel dulce aroma en mi boca.
Van los minutos al encuentro del tiempo,
y yo, por él, al encuentro de mi;
al regreso a mi célula madre,
al ínfimo impulso de mi luz.
Y no tengo miedo de no reconocerte,
allá en donde la nada germina.
Puede que tú y yo,
no volvamos a ser;
o tal vez, volvamos para hacer nueva ruta,
de otra hilera de incondicionales vivos.
Mas no importa, ya no importa...
En la ignota esencia,
yo guardaré tu risa,
tu risa de eterno eco...
Y oiré a las amapolas trepar por las guitarras,
soledades de bulerías,
milongas de semblanzas...
Sí, siempre me quedará tu risa,
al compás de mi risa en la nada.
Tu risa blanca, tu risa clara,
aquel caudal de la fuente
de mis delicias...
Publicado en el libro "El aliado de Amara", por Clarisa Tomás.