domingo, 30 de junio de 2013

ECOS DE LA CONCIENCIA

Imagen del film: Ni uno menos (1999), de Zhang Yimou
"En mi casa todo es pequeño"...
Antoine de Saint-Exupéry, "El Principito".

Quería llorar...
Yo quería atrapar las sombras
que oscurecen los cristales.
Aclarar la memoria
del bebedero sucio,
donde beben las fieras;
limpiar las llaves de la inclemencia,
barrer en los rincones
de erráticos pregones:
heraldos de vergüenza.
Y en los invernaderos que mutilan las flores,
con mi escoba de retamas,
sacar la grama.
Quería romper,
romper, tirar, romper...                                                  
Imagen del film: Les Choristes (2004),
de Chistophe Barraiter
El borde de las constelaciones,
las palabras de piedras,
las fauces inmutables y soberbias,
el muro banal de la arrogancia,
la puerta de las puertas.
Corrí, corrí entre las mentiras,
también mentí, caí...
Alcancé a la ignorancia
y se escurrió en mis manos,
y gobernó su herida:
¡banal, que todo es vano!.
Y dolían los ecos milenarios,
las fuentes sin vocales,
tanta niñez atada,
tanta vida sin madre.
Dolía el aire, dolía...
El murmullo de un trozo de tu carne,
el íntimo quejido sin quejarse:
¡los corazones niños!.
Los niños corazones
titilaban en un cielo volcado,
caían al barranco.
¡Oh, fragua de la tierra!                                           
¡Oh, cueva de ladrones!
¡Solar de los calvarios!                                       
Imagen del film: Cometas en el cielo (2007)
David Benioff (Novela de Khaled Hosseini)

.......................................
Han brotado, han nacido
diminutos cuencos chiquititos...
En la orilla de los prados inocentes,
en los bordes de las huellas,
en las acequias de las calamidades,
en la vasta estepa de la conciencia;
y en las cortinas laureadas,
y en el tálamo del alba,
nacen, renuevan y rebrotan:
boquitas sonrosadas,
deditos amarillos,
suspiros  tiernecitos,
hoyuelos, pucheritos;
chispitas azuladas,
caricias plateadas;
pasitos verde y grana,
barquitos tolondrones,
balancines campeones,
mecerolas de alevines;
sonajeros, castañuelas,
los peucos danzarines,
arrumacos y chupetas;
cosquillitas de frambuesas;
mimositos besucones,
los mimitos  pelusones,
muchasmieles  de las tetas;
y lloritos chiquitines,
cristalinos querubines,
gateadores, escalandrines,
chupetines de pezones,
coloretes de azucenas.                          
Y entre un álamo gigante
y un cerco de estrellas nuevas:
cariñitos primordiales,
lunarcitos alunados;
cielitos anacarados,
besitos de caramelo;
ojitos de los luceros,
manojitos clavellines,
lucecitas del consuelo.

Del libro (inédito) "Relatinas" por, Clarisa Tomás.

domingo, 23 de junio de 2013

AGRADECIMIENTO

Imagen del film: Memorias de África (1985) de Sydney Pollack, basado en los libros de Isak Dinesen "Lejos de África" y Sombras en la hierba"

Gracias a todos los que me visitáis o en algún momento lo habéis hecho. A los que habéis tenido el detalle de otorgarme premios: muchos... A los que con vuestra amable lectura le dais sentido a este humilde espacio donde las palabras se sienten queridas. Sois todos, lectores admirables, la alegría de este río.

Desde niña me encanta leer, y escribir, y ver cine, y escuchar música y..., correr por la orilla del río, subir a la montaña, tumbarme "boca arriba" en el manto de la naturaleza viva y ver pasar a los gansos con las últimas luciérnagas del sol...

"Vi gansos grises sobrevolando los llanos
Patos salvajes en el aire alto
Inmutables de horizonte a horizonte
Con sus almas endurecidas en sus gargantas
Y su gris blancura ondulando en los enormes cielos
Y los rayos de sol sobre las colinas arrugadas."

Del libro "Memorias de África" de Isak Dinesen (Alfaguara, 1985)

Hay muchos libros (muchos), con los que podría haber iniciado esta entrada, o imágenes de películas, o poemas; pero quise poner este, quizá porque al igual que su autora, yo también tuve una granja..., aunque no al pie de las colinas de Ngong, y tampoco estaba en África, pero sí bebía su valle de las fuentes del "Cantarilio", en la ladera oeste del monte  Caballo, donde corrían libres las yeguadas lusitanas... Y también, porque como Dinesen, una vez anduve por África y conocí las bellas sonrisas africanas,  las dulces canciones de los niños mientras el sol hacia agujeros en los tejados de paja, y, aquellas otras  voces de los que quedaron callados... 
Aunque, esa fue la época en la que conocí a Amara en aquella patria suya de las "mil colinas"... Y realmente todo es reciente y está reciente, pero ya es mi historia...

"...Y la risa de Fana, la inocencia de Abeba, los preciosos ojos de Bekele en su párvula cara redonda, en aquel cielo a veces ¡tan bello!, poblado de pequeños destellos..." Del libro " El aliado de Amara". (Círculo Rojo, nov. 2012)

Hoy es un buen día para agradecimientos. Desde que inicié hace unos meses este blogg, he tenido muchas y gratas satisfacciones, vosotros, compañeros de esta comunidad google han tenido lindos detalles conmigo. Todo agradezco, y sigo agradecida por sus lecturas, comentarios y nombramientos a premios que sinceramente, no sé sí merezco, más los recibo de buen grado y quisiera ser digna de ellos.

Personalmente no me gustan las "normas" que dejan poco espacio a la creatividad y que con su rigor pueda perderse (en parte), el sentido de las mismas. Así, mi forma de agradecer estos premios no será en el orden que me viene impuesto, y tampoco exijo por mi parte ninguna norma a cumplir con exactitud, simplemente les invito a que a través de lecturas y comentarios (cuando lo deseen y puedan), visiten los blogs que mencionaré a continuación, ya sea porque me otorgaron premios, ya sea porque los vi interesantes y algo que aprender en ellos, o, por las excelentes propuestas que me transmitieron con sus imágenes, músicas o letras. Por supuesto, no puedo nombrar a todos los que sigo (son muchos), y otros que voy leyendo al hilo de aquellas fuentes que me llegan o busco. Yo como ya he dicho, me gusta mucho leer, y aunque no comente en todas las publicaciones,  sí suelo detenerme en aquellas que me gustan y las disfruto. Esta es mi forma de darles las gracias a todos.

Gracias a: