domingo, 20 de julio de 2014

MUJER VIOLETA



Balada. A Liria, mi hermana de remos.

Era una mujer frágil,
una mujer violeta,
temblando entre sus ruedas,
rueda que rueda.

Era una mujer sola
desnuda de esperanza,
con una casa en la montaña
de las clavellinas pálidas.

El viento de bolina
la envolvía a su paso,
y se quedaba muda
sollozando en su abrazo.

Un día llegó el mar
y le prestó su orla,
se alargó por los valles
con sus piernas de olas.

El mar arribó en el risco
de la fragilidad,
donde mujer pendía
asida a su llorar.

Y la llenó de agua,
y la besó en la boca,
y la cubrió de sales...

Y le cantó el secreto
del fondo de los mares,
del fondo de los males.
Del fondo triste,
del fondo amargo;
del fondo de los besos
que esperan labios;
del fondo de los sueños
con sus temores;
del fondo que oscurece
los desamores...

El amor cuando es bello,
perdurará en las flores.

Ha nacido una isla
que es un velero,
un manto coralino
tiene por velas,
y entre sus arrecifes,
violetas pueblan.

Poema del libro :"Entre dos tierras" . Edit. Punto Rojo, nov. 2015. Por: Clarisa Tomás.