viernes, 1 de abril de 2016

CASTIGADO A VIVIR



Mi admirado Nino Ortea, escritor y blogger, creador de la bitácora 
https://venyenloquece.blogspot.com.es/ acaba de publicar su novela: "Castigado a Vivir". Autor interesante que les invito a leer.


Castigado a vivir es una novela que hace un recorrido por los recuerdos de infancia de su protagonista. La trama está ambientada en los últimos años de la dictadura franquista y en los primeros de la Transición. En la narración en primera persona predomina un tono melancólico y descriptivo, próximo al monólogo interior, con el que el narrador intenta poner en orden sus memorias sobre los sucesos que precedieron a una tragedia que marcaría su vida para siempre.

Para quien tenga interés, lo puede adquirir en el siguiente enlace, tanto en formato papel y en digital. 
Desde aquí, recomiendo su lectura a  aquellos que les interese nuevos retos literarios y la visita a su blog, que siempre es gratificante. 
Gracias a todos.

6 comentarios:

  1. Resulata interesante esta novela, que refieres escrita desde el yo, sobre el reculamiento del franquismo y la transición. CaDa país, tiene en su historia una época negra. Si España la tuvo en el Franquismo, acá en Colombia, en la Violencia Conservadora. Iré al blog de Castigado a vivir, Nino Ortea. Muy buena reseña. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, por pasarte y leer.
      Somos muchos los autores que aún no nos hemos dejado atrapar por las rutas avaras del marketing y demás mecanismos que abruman al escritor actual, restando energías para lo importante, que es escribir. Así, nos "ayudamos" unos a otros, sin grandes pretensiones y sólo porque, la mayoría de estos autores "artesanos" casi, de este oficio, tienen un exponencial talento y merecen la oportunidad de ser leídos. Una pequeña reseña, una cita en nuestras páginas, será sólo un detalle mínimo, pero quizá despierte el interés de aquellos que sí saben apreciar la buena lectura. Hay demasiados autores clichés y demasiados libros-ventas. Nos alejamos de esos márgenes, para ser nuestro propio río, quizá no tan caudaloso, pero tal vez, sus aguas más limpias y transitables...
      Feliz semana. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Buenas tardes, Carlos:
      Gracias por tus palabras y tus muestras de interés.

      Sí, toda sociedad tiene sus heridas y todo país, sus vergüenzas. Creo que no debemos falsear el pasado por mucho que no nos guste y en mi caso, aunque no tolero más dictadura que la del respeto a la voluntad ajena, debo admitir que mi infancia bajo la dictadura franquista fue muy feliz: crecí sintiéndome querido y protegido. En eso me ocurre como a mi personaje, ya que evoco con luz un pasaje muy oscuro (mi abuelo paterno fue preso político y enfermó en la cárcel, pese a ello no crecí en un ambiente de odio ni resentimiento).

      Bueno, Carlos, encantado de conocerte. No se me ocurre en mejor sitio que en el blog de nuestra anfitriona Clarisa.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Buenos días, Clarisa:

    Me dejas sin palabras más allá de GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, Nino. Yo no soy de frases bíblicas, pero en este caso te digo: "Quien siembra recoge". Aplicable, creo, tanto para lo bueno como para lo malo. Si hay algo que aprecio en una persona, es la generosidad, algo que a ti te sobra.
      Yo no nunca olvido un generoso gesto.
      Gracias a ti, y todos los que con vuestro gesto generoso, me leéis y habéis logrado que otros también me lean.
      Pero además, es que sinceramente, me gusta lo que escribes y cómo lo escribes. Me pareces talentoso, y creo que tienes mucho que aportar.
      Buena semana, Nino. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Buenas tardes, Clarisa:
      Créeme, de poder verme ahora no usarías el adjetivo “talentoso” para definirme, creo que “torpe” sería muy precisa (me cuesta teclear) y desde luego “sonrojado”
      Está claro que el recibir muestras de aprecio puede llegar a ser paralizante, desde luego es sonrojante.

      Es para mí todo un estímulo saberme capaz de despertar el interés lector de personas como tú, a las que considero poseedoras de una habilidad narrativa escasa y de una sensibilidad exquisita. Aunque creo que esos valores que ves en mi escritura están en tu creatividad lectora, no voy a negar que me anima mucho leer tus palabras. De hecho, escribo en tu blog lo que no he escrito en el mío, ni dicho a nadie: voy a continuar la historia de Fer.

      Me siento agradecido y honrado por tus constantes muestras de aprecio, Clarisa.
      Te deseo lo mejor a ti a a los tuyos.
      Un fuerte y cálido abrazo.

      Eliminar