domingo, 15 de mayo de 2016

DESPERTAR



A un encuentro.
A la esperanza que nos dejó el Movimiento 15M.



Me uno al desolado,
y no quiero pancartas transitorias,
ni palabras solidarias llenas
de falsos hechos.
Me uno al del otro lado,
al que sobrevive detrás del muro,
al que duerme en la acera fría.
Busco su mano entre las paredes,
doblo las esquinas para verlo de frente,
no quiero ser ajena a su agonía,
porque es el mismo dolor que siento cuando callas.
Y me uno a los que viajan con su piel hecha trizas,
abro mi corazón y buscamos un camino,
porque sólo queremos llegar...

Porque hay un renacer en cada verbo
que se hace palabra sobre el río,
porque el porvenir aún no está escrito.
Los árboles alzan sus ramas,
las estaciones surgen con vigor,
los inviernos guardan sus raíces.

¿Qué puede detener al vespertino aullido?
Somos Humanidad destinada a entenderse,
fuera de mapas, dentro de la esfera
que abraza nuestro origen.

Diversidad, riqueza, palabras, fuentes;
el mar de todos; la tierra de algunos.
Que no nos hunda, que no nos pese...
Naturaleza viva enseñando principios...
Porque todo lo vivo quiere ser algo,
aroma, beso; un verso, un canto...
Y el amor está ahí, dispuesto a su batalla,
por la vida, por ti, y por esa sonrisa que acaba de nacer.

¡Hay grandes motivos para morir! Cierto.
Pero, ¡hay tantas pequeñas razones por las que vivir!...

Por esa dulzura que duerme bajo las hojas blancas,
por esa línea triste que surca tu frente
y sabe tanto de campos de combate;
por la humanidad perdida que sueña
con encontrarse,
y volver a los día azules en la escuela.
Por los sueños que esperan ser hallados,
por el canto de tantas avecillas...
Tantos niños que esperan un refugio sin trampas,
un plato de sopa, un día sin muerte...
¡Calendarios del mundo, contad los días!

Vemos el valle, aún no se han consumido
todas las libertades,
la belleza destella en las pequeñas cosas,
la esperanza germina, como tú, que vas creciendo
y enlazas manos, y llegas para quedarte.

¡Quédate con nosotros, Conciencia nueva!
Hagamos puentes, seamos puentes,
crucemos hacia el lado donde
la vida nos une y nos transforma.
Destino de la tierra que te levantas,
que te niegas a ser borrado,
que te revelas y das la vuelta.
Aprendamos a trenzar la nueva idea,
con las flores que se abren al despertar.

Poema publicado en el libro: Entre dos tierras. Ed. PuntoRojo (nov.2015) Clarisa Tomás.

Hoy celebramos en España el 5º aniversario del Movimiento 15M. En mayo de 2011, la gente salió a la calle de forma pacífica para manifestar su disconformidad con la clase política por el abandono sistemático de sus obligaciones para el pueblo y todo el abuso de poder a través de los recortes en todas las partidas sociales. No había líderes ni ideologías políticas concretas, era una protesta de una sola voz, en favor de un cambio. Un ejemplo de honestidad activista sin precedentes. Yo estuve ahí, como tantos miles de ciudadanos, simplemente para decir: ¡basta ya!. 
Un reclamo que aún persiste, en las voces de tantas plataformas reivindicativas, contra los desahucios, la sanidad, la educación, los derechos laborales, los DDHH... Porque la ciudadanía no luchaba ni lucha por una idea, sino por "algo". No fue una protesta política, sino social, y eso es lo que hizo de ella su gran logro histórico en favor del bien común. Para mí, fue el inicio de ese DESPERTAR hacia una mayor humanización social. 

En algunos diarios podemos leer un análisis de estos hechos.

12 comentarios:

  1. Cinco años ya… Y sigue vivo el latido que algunos se apropian para sí sin fundamento ni título legítimo.
    Que no decaiga la lucha por conseguir un mundo mejor al margen de tanto político y de tanta pose pública.
    Un abrazo, Clarisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Sí, ahí seguiremos, porque es no tenemos nada que perder ya, sólo ganar.
      Un abrazo de vuelta, Isabel.

      Eliminar
  2. Cada día los corazones laten con más fuerza, cada día somos más los que nos unimos a ese despertar, a ese cambio tan necesario...cada día somos más los que no callamos y alzamos nuestra voz en favor del Movimiento 15M.
    Un abrazo grande Clarisa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Maite. La gente se une para lograr esa mejora común en nuestras vidas. No debemos abandonarnos, pues todos estamos expuestos a la misma usurpación. Cuando echan a una familia de su casa sin darle ninguna opción de habitabilidad, nos lo hacen a todos, y es indigno. Hay demasiado sufrimiento injusto, para no cesar en la lucha.
      Un abrazo de vuelta, Maite, también para ti.

      Eliminar
  3. Conciencia nueva, es justamente esa conciencia la que necesitamos, esa conciencia que nos compromete con lo nuevo, con lo no viciado de barbarie, de corrupción, de mentira. Cada ser humano tiene que ser actor consciente de su propia historia y de la sociedad en la que vive. Hay que trascender y eso significa que no podemos seguir siendo ciegos y egoístas, trascender para ser mejores seres humanos.
    Un pueblo que no rompe sus cadenas se merece su esclavitud!
    Tu poema es extraordinario!!!
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gustavo. Agradecida siempre de que me leas.
      Otro abrazo de vuelta.

      Eliminar
  4. Boa tarde, seu poema é excelente, é profundo e reflectido depois de ser lido, obrigado pela partilha.
    Resto de boa semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Antonio.
      Buena semana también para ti.

      Eliminar
  5. Olá. A poesia sempre terá o seu lugar dentre tantas outras coisas. Parabéns.
    Abraços.
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro, un placer su visita y palabras. Haré por visitar también su espacio.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. me alegro de ser seguidor de una poetisa tan sensible como tú. y de leer tus poemas, los pequeños hijos de esa sensibilidad. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me alegro de que seas tan generoso y gentil.
      Nos leemos, Alex. Buen fin de semana.

      Eliminar