viernes, 25 de noviembre de 2016

MI TULIPERO DE GABÓN


Si escuchamos bien, quizá todo es música,
música desmedida en la Naturaleza,
por tanta infinitud de sentimientos
vertidos sobre ella...

Cuando yo tenía diez años,
mi padre volvió de África,
a toda la familia le trajo
regalos especiales. Él decía, que:
«cada persona, según su singularidad,
tiene un regalo que le está destinado».
A mi hermano mayor,
le trajo una máscara tallada en madera
con grandes ojos y prominente cabeza.
A mi hermano menor,
le obsequió con un bougarabou
y unas sonajas de semillas.
A mi madre, le trajo telas coloridas
y unos pendientes tribales
color terracota y maíz.
A mí me regaló un árbol,
un incipiente tulipero de Gabón.
Yo me quedé tiesa,
pero al rato le pregunté:
– ¿Por qué a todos les has traído
cosas muertas,
y a mí me trajiste algo vivo?
Mi padre sonrió,
y graciosamente, dijo:
– ¡a ti no puedo engañarte!

El día que planté mi tulipero,
lloré y reí al mismo tiempo,
¡no sabía que los árboles
tenían los pies tan blancos!
Ni tantas canciones en su piel...
Él sonrojó mi niñez y adolescencia
con sus flores carmesí en llamas;
en las tardes de alondras revolucionarias,
sus ramas subían a mi pecho
y me llenaban de música y de claves,
compartimos secretos extraordinarios,
también el llanto de las noches...
En los días de mi juventud,
me escondí tras su tronco
y encontré besos
con sabor a manzanas,
él fue el único que vio mi corazón desnudo...

Ahora que estoy lejos de su altura
y los años nos han dado:
a él, excelencia y mesura;
y a mi, lejanía desorbitada.
Vuelvo a sus proezas
y me prendo en sus sueños,
recojo los destellos
que cayeron de sus floraciones...
Sé que él canta como siempre cantaba...
Le escucho en los timbales
y en la ráfaga viva,
deshojando su voz como héroe inadvertido.
Ahora que hace tiempo vive solo
en el huerto del ayer cercado,
desde mi elipse le canto baladas:
In times of peace...Times of war...
The sky remains the same
you reach for the stars too far away...
¡Amamos la vida!

Rememoro las vivencias, hoja a hoja,
cuando él era ternura y yo mejilla,
y amábamos la vida canto a canto...
Le escribo aferrada a la nostalgia:
¡corteza de mi vida, oh corteza!
Ramas cantoras inolvidables,
volveremos a vernos al caer
el argentado eco de las cumbres
sobre nuestras cenizas...

Del libro (inédito) "Memoria refugiada" escrito por: Clarisa T.




Gracias a todos.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

EL DURMIENTE DEL VALLE

Rimbaud a la edad de 17 años, fotografiado por Carjat (1871)

"Par les soirs bleus d'été, j'irai dans les sentiers,
Picoté par les blés, fouler l'herbe menue:
Rêveur, j'en sentirai la fraîcheur à mes pieds.
Je laisserai  le vent baigner ma tête nue".
Sensation. (Mars 1870)

Libro: Poesía (1869-1871)
Edición bilingüe: Introducción y notas de Carlos Barbáchano.
Alianza Editorial
Literatura


El durmiente del valle

Poema (soneto contra la guerra) de Arthur Rimbaud

« Hay un claro del bosque donde canta un río
que engancha locamente a las yerbas harapos
de plata; donde el sol, desde el monte orgulloso,
brilla: un pequeño valle que rayos espuma.

Un joven soldado, con la boca abierta, la cabeza al aire,
y la nuca bañada por el azulado y fresco berro,
duerme; está tumbado en la yerba, bajo la nube,
pálido en su verde lecho sobre el que llora la luz.

Duerme, con los pies entre los gladiolos. Sueña,
sonriendo como sonreiría un niño enfermo:
Naturaleza, acúnalo cálidamente: tiene frío.

Los perfumes no estremecen su nariz;
duerme al sol, con la mano sobre el pecho
inmóvil. Tiene dos orificios rojos en el costado derecho.»


Le Dormeur du val
C'est un trou de verdure où chante une rivière
Accrochant follement aux herbes des haillons
D'argent; où le soleil, de la montagne fière,
Luit: c'est un petit val qui mousse de rayons.

Un soldat jeune, bouche ouverte, tête nue,
Et la nuque baignant dans le frais cresson bleu,
Dort; il est étendu dans l'herbe, sous la nue,
Pâle dans son lit vert où la lumière pleut.

Les pieds dan les glaïeuls, il dort. Souriant comme
Sourirait un enfant malade, il fait un somme:
Nature, berce-le chaudement: il a froid.

Les parfums en font pas frissonner sa narine;
Il dort dans le soleil, la main sur sa poitrine
Tranquile. Il a deux trous rouges au côte droit.
(Octobre 1870)

La magia de su lenguaje y sus imágenes.
Cuando lo normal hubiera sido que el soldado descansara apaciblemente en medio de un esplendoroso día, Rimbaud nos recuerda la estupidez y el absurdo de la condición humana. Pocos testimonios poéticos contra la guerra que alcancen la fuerza expresiva de estos pocos y magistrales versos.
Su corazón ha dejado de latir. La inmovilidad de su cuerpo en violento contraste con la explosión de vida que rodea el cadáver.

Rimbaud, convertido en poeta demiúrgico, hará – como casi todo artista moderno – de la poesía una religión. Su intento fue el de «cambiar la vida» por mediación del verbo poético. Así será considerado por algunos como Roland Barthes como el primer poeta moderno y no Baudelaire.
En su carta a Demeny, convencido, le confiesa: « la poesía ya no pondrá ritmo a la acción; estará por delante».

Un poeta de gran pureza, que luchó a lo largo de toda su trayectoria contra la cultura cristiana, contra la nueva moral que el cristianismo impuso en la tierra. Léase su obra, compréndase su drama, su desgarrada lucha – en la cual perecería – contra los pilares de la sociedad burguesa.

Pero nadie puede negar hoy en día que, hace poco más de un siglo, un adolescente, casi un niño pero también casi un hombre, Jean-Arthur Rimbaud, renovaba, a través de la lengua francesa, gran parte del lenguaje poético occidental. Para algunos, en una supuesta intraducibilidad, pero aunque sí es dificilísimo, sin embargo, como dice Carlos Barbáchano en su introducción: es traducible porque la mejor biografía que sobre él se puede escribir se encuentra en su propia obra: «en su ascendente poesía llena de significados».


Para mí, no hay cosa más triste en la vida que cuando los hombres empiezan a "guerrear". En ese momento, todo se pierde... Quizá la poesía, la música, el arte, sí llegan y alcanzan...
https://www.youtube.com/watch?v=PD7M7j1OM8U

Gracias.