viernes, 14 de febrero de 2014

RAÍZ ARRANCADA

Belleza en flor.
"Ven conmigo,
que haremos flores,
pétalos a lápiz
y arco iris de colores".
"Cuando nazcas". 
(Nana) de Lucía Solana.

Cuando desperté,
caían las hojas de los encuentros;
ya se han quedado marchitos,
ya vivirán desnudos.

Nevaba sobre el jazmín...

Copos de bocas blancas
lamían mi quietud;
y venían a mí los herrerillos
y se quedaban mudos.

Rugía el desconsuelo...

Aquí, en esta parte
donde ahora me cobijo,
oí gritar bajo la tierra,
y eran alaridos
de leona enjaulada.

Almendro que no has florecido...

Aún siento tu raíz
aferrada a mi sangre.
Morir contigo habría sido
el destino más fácil...

Y eras luz y eras vida...

Salí extraviada
sobre campos dormidos;
la lluvia goteaba
sobre este corazón
de pétalos y rocío:
¡Hijo mío!

Donde el cenit lloró...

Y vi abrirse en grietas
dolores de mi alma,
como se abren las raíces
profundas de la tierra;
levantaban sus cabezas
y las vi en carne viva,
querían ser arrancadas,
morir de desarraigo.

En tu lecho infinito...

Y doblegué a la hora
que azotaba con furia;
– mi regazo fue cuna
del duelo de un suspiro –.
Y acaricié a la pena,
rota, como las penas,
que ya moría en mis brazos.


Del libro: "Entre dos tierras". Ed. Punto Rojo, nov. 2015. © All Rights Reserved.


Gracias, lector. 


10 comentarios:

  1. Es hermoso y desgarrador, como siempre tus poemas hacen sentir con profundidad...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, un placer tenerte tan a menudo por esta orilla.
      Feliz viernes. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí, como dice Teresa muy bonito y desgarrador Clarisa.
    Buen fin de semana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias, compañero. Buen viernes para ti. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. uff nena.Tu forma de expresar el dolor me dejo muda.Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isaboa. Sí, jeje, bueno, hay veces que las palabras se adueñan de las historias...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es preciosa la descripción Clarisa, aunque al tiempo sea desgarrador, pero encuentras fórmulas que le dan ese claroscuro imposible de dejar de leerte.
    Por cierto que vi que forma parte del contenido inédito de una publicación tuya. Ya avisarás cuando salga, porque hasta el título es tremendamente sugerente, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de nuevo, Sonia. Sí, a veces una se expresa y salen estas cosas, un poco desgarradoras como dices, pero como ya observaste, el dolor de una madre, cuando desea serlo y la naturaleza no se lo permite, no está lejano al de esa raíz...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy hermoso, Clarisa. Siempre un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pilar. Te deseo una buena semana. Tengas alegrías.
      Un abrazo.

      Eliminar