sábado, 6 de septiembre de 2014

PIEDRA

Imagen: "Un amour de jeunesse" (2011). Director: Mia Hansen-Løve.

Al primer amor.
"Bajo el cielo de Argel
creí ver mil mariposas
vestidas con tu sonrisa..."

Ya no despertará la mañana nuestra,
dormirá para siempre
entre limos del río
y quedará presa de la eterna corriente.

Se alejará la tarde
en su vestigio efímero
de primaveras breves,
y un sol, en su temblor,
se ocultará en en la noche
porque mi beso en ella,
se quedará dormido.

Dormir, cerrar los ojos.

Callar, sentir el miedo
del tiempo que se escapa,
de esa tierra nuestra
que ya nunca será tierra habitada.

Y cerraré la boca y acallaré mis labios
y nunca más pronunciaré tu nombre.

Porque te amé,
como el maizal en flor ama
el canto del herrerillo,
cuando arrulla en sus crines.
Te soñé, como la nave
sueña con los vientos alisios,
y extendida en mil brazos
quise alcanzar tu orilla.
Y me abracé al remolino
de tu ardiente preludio,
aventando en las velas,
salvando tempestades.

Naufragué.
Me rompí ¡tantas veces!
contra el malecón inerte,
esperando que me quisieras...
Y, entre golpe tras golpe,
me olvidé que eras piedra.

Poema escrito por Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Gracias, lector.

8 comentarios:

  1. Buenos días, Clarisa.
    Un gran poema. Felicidades.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. qué poemazo, sobre todo el final, me olvidé que eras piedra...muy bueno. quiero decirte que hay pequeñas editoriales (Tempus Fugit Ediciones, Ediciones Seimas) interesadas en la poesía, y que distribuyen en Amazon, yo al menos lo voy a probar...al menos decírtelo, creo q tus poemas son innegablemente publicables. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alejandro, por tus atenciones, lo tendré en cuenta esto que me comentas de estas editoriales, estoy tan ocupada que no tengo tiempo ni de mirar estas cosas, pero voy a mirarlo, sí. Y gracias por tu confianza en mí, me llenas de alegría.
      Un abrazo, y mil gracias por todo.

      Eliminar
  3. Vaya, ya avisaba el título... realmente como una piedra se quedó el corazón lesionado de tanto amor.
    Un tema bien tratado. Salduos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, gracias por pasarte y leer, Sonia. Siempre tan genial y generosa.
      Buena semana, que vaya bien.

      Eliminar
  4. Tienen tus poemas el "clamor" seguro de las grandes poetisas americanas. Las nombro a ellas (Storni, Agustini...), pero también podría decir, la española Rosalía de Castro.
    Un placer de lectura. Cada uno de tus poemas es una historia que se abre y se cierra. Nada queda después, salvo el silencio. Un silencio espeso, hondo, expectante. Un silencio que intenta abrir otras puertas, y no las halla. "Y entre, golpe tras golpe/ me olvidé que eras piedra".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar. Ahora, la que se queda sin palabras ante las suyas, soy yo. Gracias por todo lo que siempre me aporta, aprendo mucho de usted... Un fuerte abrazo. Que todo le vaya bien.

      Eliminar