miércoles, 28 de febrero de 2018

PERFUME EN LA ESTEPA

Estepa en el oblast de Zaporizhia, Ucrania.Степ в Запорізькій області, Україна).

"I love all that thou lovest,
Spirit of Delight!".
Shelley.



Llegué a este mundo
sin advertencia.
Vi cómo otros alcanzaban
alturas sin esfuerzo
y allí vivieron su tiempo favorable.
Vi cómo algunos
quedaron en la arena desmayados,
¡lo terrible siempre vuelve a su golpeo!
Y vi desarraigos en el vivo tremolar,
y brotes esqueléticos de amor.
Y vi pasar al Amor verdadero
dispuesto a ser mendigo en las esquinas...
Llegué a este mundo
por la puerta de atrás
y mantuve mi espíritu
con ilusión inventada,
y sostuve la consciencia
sabiendo que mi huella no sería importante.
No tengo pena por audiencias o laureles,
no reclamo lo perdido.
Mi sueño no es con dátiles
que caen de las estrellas.
Mi sueño es la esperanza que habita en las esporas...
Para el crepúsculo dejo mi sonrisa más nueva.
Si hay lados oscuros que me asombran
los alejo de mí y de mi nombre.
Me inundo con la lluvia
de ojos vertidos,
y vuelvo a respirar
los aromas que fuimos...
En vidas infinitas
me desparramo silenciosa.
En vidas que fecundan la tierra.



Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.


Gracias, lector.
¡Te deseo felicidad!

6 comentarios:

  1. Olá, Clarisa!
    Gostei muito deste teu belo poema, que se inicia com estes versos:

    "Llegué a este mundo
    sin advertencia."


    Parabéns, Clarisa.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas, Clarisa:
    Enhorabuena por este poema intimista, en el que hay hueco para todos los que te leemos en público. Llega a nuestro corazón como una flecha de conciencia, para recordarnos que lo terrible que no nos ocurre, lo están sufriendo otros. Llega a nuestro ánimo como un soplo de esperanza en que nuestras vidas, si les damos un uso fértil, fecundarán la tierra en que vivirán las generaciones fragantes de esencias con las que perfumar las estepas y templar los desiertos.
    Un gran abrazo, Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el corazón necesita recogerse un poco en las pequeñas letras. Ésas que apenas son visibles...
      Gracias por tu cariño y lecturas. Siempre me haces sentir bien. Yo también creo que mejoramos en muchos aspectos cuando leemos a otros.
      No sé otros, pero yo hay veces que me siento tan pequeña que ni arena, ni semilla; apenas un perfume, casi ni aire... Pero en fin, también eso es la tierra, grávida de vida...
      Feliz fin de semana, Nino.
      Siempre lo mejor para ti, amigo.

      Eliminar
  3. Somos arrojados a esta roca que se mueve y baila atada a una bola de fuego que anda vagando por ahí.
    por suerte están los poemas como el tuyo, para sentir. Solos sentir

    Beso!

    ResponderEliminar