viernes, 9 de marzo de 2018

SILENCIO EN LA ORILLA

Imagen: Nubes alejándose. Clarisa© All Rights Reserved

"Creo que nadamos en la tierra
templando de lágrimas nuestras almas
en las rocas, estepas, pantanos y cenizas
aún indisolubles en la piedra".
Alexei Filimonov (Poeta ruso, 1965).


Y de nuevo el silencio
vino a mi isla.
Miro, absorta, las huellas del mar
que van y vienen silenciosas.
Y de nuevo se inundan mis palabras
con presagios de ayer,
y de nuevo sé que no irán a parte alguna...
Porque no siento mi voz
ni las ganas de pronunciarme;
porque se hizo “pause” en mí
y mi voz está en “of”.
Porque el sonido ha huido a la sangre o al mar...
Porque mi voz volvió a su origen
de pájaro en el viento,
libre, sobre corales de ojos dormidos...
Porque mis palabras quedaron atrapadas
sin vuelta de melodías...
Porque mi voz se cubre de arena,
de frágil ceniza de orillas
con su grafía ignorada.
¡Oh sueño azul que dormías
junto a la flor del agua!
El silencio me ha cubierto de distancia
innumerable,
de palabras sin destino,
vuelvo al blanco de las nubes.


Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Estimados lectores:
Éste será un tiempo de silencio. No absoluto, pero me pronunciaré poco por este medio. El blog seguirá abierto y quizá de vez en cuando os cuente alguna noticia o escriba algún poema, o si vuelvo a ser libro (todo es posible), no puedo asegurar el futuro de mis palabras. Lo que sí sé es que no estarán mucho por aquí. Y Quizá sólo es que me dejé inundar de melancolía... Pero os prometo que no perderé mi contoneo junto al mar...

Y nada, no hay misterios que os pueda revelar al respecto. Las palabras también son "caprichosas", supongo. Las mías se alejan... Sé que esto no es definitivo, pero os lo cuento por el cariño y respeto que siento hacia todos los que desde enero de 2013, cuando abrí este blog, me habéis acompañado con vuestras lecturas y comentarios. 

Algunos formáis ya parte de mi "orilla literaria" y os estoy agradecida de por vida. Sois muchos. No me atrevo a mencionaros a todos por no dejar a nadie sin pronunciar. Pero sí, permitidme que nombre a Nino Ortea, él ha sido y es como un "hermano literario" para mí.
Gracias, Nino.

Gracias, compañeros y amigos. Los libros, la música, el arte, la belleza..., os quedan agradecidos. Porque eso me guardo: Belleza vuestra. Y seguiré creyendo en cada uno de vosotros.
Os deseo la mejor de las suertes.
Una orilla agradecida...





16 comentarios:

  1. A veces necesitamos ese silencio. Yo solo se que tu poesia sera eterna.gracias a ti por abrirnos tu alma en cada verso. Muchos abrazos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alicia, por tu cariño y apoyo durante todos estos años blogueros. Y gracias por ser como eres y tu fuerza en la palabra. Espero no desaparecer del todo y lo que sí haré será leerte y leeros a muchos, aunque sea en silencio. Abrazos!

      Eliminar
    2. Estoy segura que no desapareceras del todo. Muchos abrazos

      Eliminar
    3. Abrazos, Alicia. Feliz día, amiga.

      Eliminar
  2. No sé por qué ese silencio de excelentes autores -Enrique Carratalá, José Miguel Baeza y tantos otros...- y ahora Ud., CLARISA.
    Cuando más se necesitan voces amigas que inviten a navegar hacia orillas de intelectualidad, belleza y sosiego -rodeados de navegantes desconcertados, móviles en mano, aturdidos por tecnologías que absorben sus energías y les aturden- los mejores os retiráis.
    Quienes han sido obsequiados -por la suerte, los dioses o el hado- con inteligencia, sensibilidad y poder de comunicación, para instruir a estas desorientadas jóvenes generaciones, que se aferran a Internet como a un salvavidas único y todopoderoso, no deberíais tener la opción de soltar los remos...
    En escasos meses la 'retirada' es manifiestamente alarmante.
    Ud. se enteraba el pasado jueves -Día de la Mujer- de la despedida del autor de 'Ab laeva rite probatum', comentándole en ese final de su blog que se encontraba en parecida tesitura: ¿cansancio de abrir camino?.
    No podéis rendiros, vuestra labor es excepcionalmente necesaria. Sin poesía, Arte o cualquier manifestación humana señaladora de la belleza, las juventudes se adocenarán, y ellas son nuestro FUTURO.
    Desde esta página, que tanto ha suspirado entre magnífica prosa y sensible y bella poesía,
    ¡¡¡OS EXHORTO A VOLVER CON VUESTRAS ARMAS AL CAMPO DE BATALLA!!!.

    Vuestro incondicional admirador y amigo,
    gonzalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Gonzalo, le agradezco su comentario y sentidas palabras. Son tiempos difíciles, usted los sabe. No obstante, espero de vez en cuando escribir algo o dar alguna noticia o información. Sigo interesada en la literatura, en la música, en la pintura..., en las artes. Como usted, estas cosas forman parte de mi vida y estarán conmigo siempre.
      Sigo dedicada a temas de enseñanza, aprendizajes, a la literatura y a muchas cosas... Es necesario para mí alejarme, pero seguiré, aunque sea de forma inadvertida, luchando por las cosas en las que creo y me motivan. No se preocupe, quizás ahora seré más "efectiva" o más útil ¿quién sabe?
      Estimado amigo, le deseo también mucha suerte, es usted una persona de nobles sentimientos.
      Siempre agradecida de su bondad.

      Eliminar
  3. Buenas tardes, Clarisa:
    Te escribo desde la emoción y el respeto, quizá como nunca lo había hecho antes.
    Me emociona el anuncio de tu silencio, emoción dolorida ante la incertidumbre que me produce el temer que lo provoque alguna causa ajena a tu voluntad. No oculto Clarisa mi admiración por ti como escritora, y el aprecio sincero hacia tu persona.
    Mi emoción se vuelve agradecida al leer que me invocas como “hermano”. Me siento honrado de formar parte de una estirpe literaria en la que me consideras un semejante.

    El respeto hace que corresponda a tu voluntad de silencio en tu volver al blanco de las nubes. Entenderé ese silencio como un eco de tranquilidad, de calma y sosiego.
    Aquí estoy para lo que me necesites, compañera, hermana.
    Os deseo lo mejor.

    Ahora y siempre:
    GRACIAS, Clarisa por mostrarme tanto afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Nino:
      Gracias por tus palabras, tus buenas palabras, como siempre...
      Y sí, necesito esa tranquilidad que mencionas. Sólo será un "paréntesis", espero. Aunque como todos sabemos, el tiempo es un viajero sin retorno, pero vendrá otro tiempo y quizá más ilusionado o más impetuoso... Soy persona inquieta y me gusta andar, como sabes, pararme no es lo mío. Pero a veces es bueno caminar en silencio, o cantar sólo para uno/a mismo/a, sin más...
      Vivo una etapa de cambios y adaptaciones, de viajes continuos y de aprendizajes. Pero no iré muy lejos..., porque como decía el poeta: "No corras, ve despacio, que a donde tienes que llegar es a ti solo".
      Digamos que me estoy recorriendo...
      Afloran muchos sentimientos al leerte, es verdad que este tiempo compartido contigo y tantos otros lectores se ha convertido en lago entrañable, casi mágico. Poético...
      Como sabes, yo no creo en finales. Para mí, es todo lo contrario: siempre se vuelve a nacer. En nuevas palabras, en nuevos libros, en nuevas flores, en nuevos puentes... En nuevos espacios...
      Y todo está bien, las cosas siguen su orden de sucesos, te aseguro que todo está bien y me siento muy afortunada de contar con personas tan inmensas en sus valores humanos, como tú.
      Gracias por tu ofrecimiento.
      También te deseo lo mejor, mi estimado amigo. Esta amistad nuestra te aseguro que no va a desaparecer.
      Y realmente me sigo emocionando con estas cosas... Las guardo.
      Un cariñoso abrazo, Nino. ;)

      Eliminar
    2. Buenas tardes, Clarisa:
      Entre orillas, entre paréntesis… lo importante es que estés entretenida con lo que vives y disfrutas.
      La escritura no es el fin, es el medio. Nos ayuda a conocernos. Como también nos ayuda a tal fin el escuchar, el observar o el descansar. La escritura es el principio de un viaje curioso, y a mi sentir también caprichosos. Pero no es una ruta fija ni marcada. La escritura es, con suerte, el principio de una relación de igual a igual entre diferentes. Éste ha sido nuestro caso. Pero lo es siempre, pues es un puente entre quien escribe primero y quien reescribe después, ni la distancia física, ni la temporal, impiden que crucemos ese tiempo para unirnos autores y lectores, compañeros y amigos.
      Feliz tarde, Clarisa.

      Eliminar
    3. También te deseo una feliz tarde, Nino.
      Es cierto, la literatura es un puente; "vivir las historias que otros contaron", decía Unamuno. Y me encanta ese cruce donde nos unimos: autores, lectores, transeúntes al paso de la palabra.
      Me gusta tu ánimo por vivir este tiempo que te llega pleno, con todas tus facetas de escritor. En el cuento diario, te escribes; en las ensoñaciones, sumerges tu acento talentoso; en la narrativa de la vida, indagas de lleno, y sales con tus libros bajo el brazo, feliz de haber sido tú (y no otro), quien cuenta "esa" historia... Historias pasadas y presentes, en la intensidad de tus ganas de fabular el devenir que ya te canta. Me gusta la gente entusiasta con las cosas sencillas, donde contar el laberinto de un día, se convierta en una aventura inolvidable, fresca.
      Tu escritura ya deja su marca, su huella sobre los ojos lectores. Y yo te veo ahí, llenando sonrisas, instantes solos, pensamientos narradores en las hojas inolvidables.
      Sigue escribiendo tan bien como lo haces, Nino.
      (Yo, aquí en mi silencio, también escribo y quizá en poco tiempo vuelva a los encuentros.

      Eliminar
  4. Estaremos acá cuando el mar de te devuelva a estas playas.
    Saludos y que sea con suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Frodo, por la suerte de contar contigo. Gracias por leerme y también por lo que he aprendido de ti y de tus escritos significativos. Seguiré leyéndote siempre que pueda y bueno. Hasta pronto. Nunca se sabe... Salud!

      Eliminar
  5. Querida Poeta y Escritora Clarisa, el poema que nos regalas es de una belleza impresionante, un poema que asalta los sentidos y los cautiva con la fuerza de un tsunami. Qué manera más bella para anunciar el silencio y "volver al blanco de las nubes". Vive entonces, admirada amiga, ese espacio de reencuentro contigo misma, disfruta de tu libertad y no dejes que la nostalgia se convierta en un bandoneón que llore soledades.
    Ahora mismo recuerdo a un inolvidable amigo canario, dueño de una voz potente y que con su guitarra nos alegró muchas noches de amigos y de vinos hasta que el Alzheimer nos lo arrebató para, finalmente, desprenderlo de nosotros de la manera más violenta...mi amigo, a veces, por alguna razón, nos cantaba una canción que a mi, personalmente, me toca mucho:

    Algo se muere en el alma
    cuando un amigo se va
    cuando un amigo se va
    algo se muere en el alma
    cuando un amigo se va
    algo se muere en el alma
    cuando un amigo se va.
    Cuando un amigo se va
    y va dejando una huella
    que no se puede borrar
    y va dejando una huella
    que no se puede borrar.

    No te vayas todavía
    no te vayas por favor
    no te vayas todavía
    que hasta la guitarra mía llora
    cuando dice adiós.

    Un pañuelo de silencio
    a la hora de partir
    a la hora de partir
    un pañuelo de silencio
    a la hora de partir
    un pañuelo de silencio
    a la hora de partir.
    a la hora de partir
    porque hay palabras que hieren
    y no se deben decir
    Porque hay palabras
    que hieren y no se deben decir...

    Pero, sé que volverás y volverás a tu aire y estaremos todos felices y yo más porque aprecio en suma estima tu trabajo cultural y, a través de él, aprendí a conocerte un poco.
    Te dejo finalmente mi abrazo, el más fuerte y mi gratitud por este maravilloso tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gustavo, por tu comentario tan emotivo. Tus palabras son maravillosas. Me llegan y las guardo, como guardo todo lo que de ti también he aprendido. Eres un poeta que transmites belleza en tus palabras. Encanto, nobleza de sentimientos (releo de vez en cuando tu libro "Contrastes", donde escribes versos maravillosos).
      Y tienes razón, no voy muy lejos. Mi ventana seguirá abierta al mar, a las noticias, a las palabras que hasta aquí quieran seguir llegando.
      Gracias infinitas por tu canción, por tu ánimo, por tu comprensión. Y gracias por ser como eres, amigo entrañable.
      Abrazos y feliz tiempo también para ti.

      Eliminar
  6. NO preguntaré. No ahondaré. Respetable tu silencio, pero doloroso, para quienes tu poética es una lectura obligada, en el buen sentido del términos, por satisfacernos por su buena escritura, y su virtud de acercarnos al alma humana y sus sentimientos. DE todas maneras, estaremos a la espera, UN abrazo grande.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Tú eres un asiduo lector de esta orilla y un comentarista excelente. Aprecio tus palabras igual que aprecio tu impronta en tu blog, donde da gusto leer y pasar un rato con la buena poesía y la excelencias de un buen escritor.
      Sabes, quizá es un poco de decepción, porque a pesar de que visitan esta "orilla literaria" de todas partes del mundo y me leen, mis libros, sin embargo, no acaban de tener interés. Borré muchas entradas de este blog (había muchas más), y eran poemas o relatos, historias que luego han aparecido en mis libros. Cuando las escribí tuve muchas visitas y comentarios, pero ahí se quedo todo. Supongo que nos hemos convertido en lectores "virtuales" como abejas que van de flor en flor. No sé, pienso ( sólo a veces) que si la gente no compra mis libros (a pesar de que me cuentan que les gusta cuanto escribo) es porque no provoco esas ganas de tener libros míos en sus bibliotecas ni en sus manos.
      Amo escribir y seguiré escribiendo (aunque para mí es un sacrificio, ya que no vivo de esto y tengo muchas responsabilidades); en breve me publicarán dos libros más. Pero quizá ya no deje muestra de ello, (no al menos como antes) porque no sé si merece la pena (no quiero aburrir).
      Hay mucha gente escribiendo, y gente que escribe muy bien. (Yo sí leo y compro muchos libros, es algo que disfruto y a lo que no voy a renunciar). Pero sí renuncio a tener un hueco en el mundo literario como escritora valorada.
      Y no lo digo con pena, sino con decepción sobre mí misma, porque esto significa que no llegué, que no alcancé...aunque yo quería. Creo que soy alguien insignificante en el mundo literario y lo acepto.
      Para mí la poesía o la narrativa en general, ha de romper algo; llegar a algo; alcanzar algo. Mover algo en el lector, algo que le impulse a querer leer.
      Yo asumo mi derrota:no estoy entre los escritores elegidos para ser divulgados o merecedores de lectores comprometidos. Esto es una realidad.
      Sin embargo, como te dije antes, seguiré escribiendo y publicando libros, con el único aliciente de mí misma y para las personas cercanas, para las que realmente importo y me valoran.
      Sé que las personas que habéis quedado leyéndome en estos últimos tiempos, sois sinceros y sois de verdad. Y eso es algo que me hace feliz y que lo tengo presente siempre.
      Y cuando vuelva a escribir, lo haré por vosotros: los que me leéis con buen ánimo sincero. (Yo también estoy siendo sincera).
      Gracias por darme apoyo siempre y por todo la riqueza literaria y emocional, que me has aportado.
      Un abrazo grande, amigo. Feliz tiempo para ti.
      Animo desde aquí a los lectores a que pasen por tu sitio y te lean:
      https://lajorobadelcamello.blogspot.com.es/

      Eliminar