lunes, 4 de junio de 2018

NO TEMAS



"La gloria matutina que florece una hora
no difiere en esencia del gigante pino
que vive un milenario".
Poema Zen.


De todos modos se renace en la lucha.
No temas el golpe,
no temas caer en las mordidas.
Levanta tus ojos,
llégate a la cúspide
como el ave audaz que existe en ti
y corona en ella tus pensamientos.
Todo está en ti,
dentro de tu cosmos,
donde las alas de tu amor te hacen grande,
inmenso como el eco del destino.
Vive en ti el mágico esplendor
que te fue dado,
bésate las manos
y deja que la lluvia te llene
de lágrimas de estrellas,
y siente la inocencia
del batir de un anhelo,
pequeño, imperceptible,
sobre tu corazón...
Ama cuanto eres,
lo que eres,
hasta caer en desmayo entre tus besos.
¡Porque todo es Alma explorando límites!
Alcanza tu espejismo
y ríe sobre tu piel transitoria,
porque ella es sabia, ligera,
y sabrá despedirse con gracia.
Y vuelve al vientre,
a la sangre materna y ríe huellas.
Has llegado: ¡Vuelves!
Remece tu existencia
sobre los cráteres del tiempo,
hazte un remolino
y mira el mar, las colinas,
los valles con sus ganas de batir
los ecos de la Tierra,
porque tú: ¡Quedas!
Y no temas, no temas.


Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.






Cualquier instante puede ser la ocasión perfecta para compartir el cambio que uno ha decidido asumir, sin caer en fatalismos; sin volcarse en demagogias. Porque podemos ver el sol en medio de la lluvia; sacar agua del corazón del fuego. Aceptar que todo es relativo y mejorar el presente. También el de otros. Ser generosos con las sonrisas. Amar. Aprovechemos nuestra posición en el tiempo.
À Nice, juin 2018.

Gracias, Lector.



16 comentarios:

  1. Grande lección el poema. La vida no es fácil. Es una lucha sin pausa. No basta el triunfo. Después vendrán otras metas. Nunca se termina de llegar. La vida también es rodar y levantarse apara imaginar mejor, crear un mundo más estable y justo. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Un honor recibir estas palabras de un gran escritor como tú. Gracias, poeta.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Buenos días, Clarisa;
    Me ha emocionado profundamente la lectura de tu poema. Gracias por poner palabras a esos sentimiento tan íntimos como universales.
    Por suerte, envejecer no mata al niño que hay en nosotros. Por desgracia, tampoco mata esos temores que nos atenazan desde la infancia. Al leerte, ahora y siempre, me siento un niño, pues tus palabras hacen que vea las cosas con la naturalidad y sienta las sensaciones con la naturalidad de un niño. Tienes el don de enlazar emociones universales en tu uso personal de nuestro lenguaje común. Eres una gran humanista, Clarisa: tus reflexiones nos abarcan a todos como personas, independientemente de nuestros condicionamientos sociales o de las casualidades que acompañaron nuestro nacimiento.
    No hay nada peor que el temor a uno mismo. Y yo lo padezco. Temo mi tendencia al caos, a mi capacidad para entregarme al desorden. Al hacerlo me siento energía, pero no persona. Realzo mi individualidad y me aisló.
    Me fuerzo a mantenerme en el orden. A imponerme una rutina. A leer y escribir. Me hace bien sentirme persona. Me hace bien leerte, clarisa. No puedo ni quiero negar que admiro tu brillo literario, pero ante todo me atrae tu calidad humana. Leerte ayuda a que retome el contacto con mi “yo” que es “nosotros”. Leerte me ayuda a ser consciente de mis temores e impedir que permita que me aíslen. Leerte me ayuda a sonreírle a la pantalla mientras te escribo.
    Un abrazo agradecido, Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha emocionado tu maravilloso comentario. Sería interesante que publicaras un libro, sólo con los comentarios que dedicas a tus leídos y a tus lectores.
      También me hace bien leerte, porque siempre llenas vacíos. Sabes escribir palabras que alegran al día más desanimado y lo conviertes en una fiesta, en un nuevo inicio.
      Realmente me sonrió la vida el día que nos leímos por vez primera( en una red social).
      Admiro tu persona y tu talento, Nino, más allá de lo que puedo expresar. Siempre llegas con tus palabras; siempre nos haces enloquecer de cordura, de alegría; de libertad.
      Abrazos, mi amigo. Feliz día para ti. ;))

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus palabras, compañera.
      Lo mejor, siempre.

      Eliminar
  3. De vez en cuando, apreciada Clarisa, vale la pena que el poeta saque de sus fuerzas el huracán que ha de sacudir, o que por lo menos lo intente, la inercia de la sumisión o de la desesperanza humana; una vida nueva es posible en la medida que la raza humana crezca, dé un salto enorme de calidad, en el preciso instante en el que los seres humanos abramos los ojos para ver el sol y reconocerlo como tal, en el segundo húmedo en el que veamos el mar y nos abracemos con su ola, cuando la noche nos cobije con su baile rutilante de estrellas y la luna llena nos dibuje el camino de plata hasta la conquista de la luz y la derrota de las sombras. Tu Poema, un poema gigante, es toda una exhortación a reconocernos como guerreros y no como esclavos, a vernos en el espejo de la dignidad y no en el de la abyección. Tu Poema, admirada Poeta, es un himno a la vida nueva, a ser humano nuevo.
    Poeta, te dejo un abrazo inmenso y mi siempre renovada admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estimado poeta. Tus palabras son hermosas, te leo agradecida. Sabes que también valoro tu persona, tu poesía, tu generosidad.
      Abrazos, feliz día para ti y los tuyos.

      Eliminar
  4. Es un poema precioso. Muchas gracias por esta inyección de optimismo.

    ResponderEliminar
  5. Es un poema que da fuerza para creer n uno mismo y seguir hacia delante. Porque a pesar de todo la vida es maravillosa. Precioso poema amiga. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Excelente...como todo lo que escribes..buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Amanda, te envío un gran abrazo.
      ¡Feliz domingo para ti y los tuyos!

      Eliminar
  7. Qué lindo sería no temer y poder animarse a todo, a cualquier cambio asumiendo los riesgos pero con todos los ánimos como para combatirlos.
    Este buen poema impulsa, al menos, a intentarlo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Frodo. Tu ánimo lector y tus palabras me traen alegrías.
      Feliz domingo, amigo. ¡Salud!

      Eliminar