martes, 19 de noviembre de 2019

SE PERDIÓ EN EL MAR

Niños cogiendo estrellas.
(Con permiso de Internet).


"Tu aroma se esparce,
siembra de corales
el lecho del mar..."
Clarisa T. 
Del libro: Entre dos tierras (2015).
(Al recuerdo de Aylan Kurdi 
y al de todos los niños muertos en el mar.)


*************


Se perdió en el mar

Una boca pequeña,
una calle cualquiera
sin más pasos que andar.

Un pétalo del viento,
una tarde de invierno,
un pequeño latido sin hogar.

Un arrullo de besos,
unos ojos luceros,
una vida pequeña
que ya no llorará.

Salpica una ola
sobre la orilla,
mil pececillos
quieren seguirla.

Zapatos pequeños
sin estrenar,
sobre la arena
se quedarán...

Una tierna sonrisa,
pájaros de nieve
que quieren volar.

La última esperanza,
la tierna inocencia
cubierta de sal.

Un corazón pequeño,
una cuna de besos,
el tiempo de soñar...

Se perdió en el mar,
unas manos pequeñas
que ya no se alzarán.

Un pétalo del viento,
una tarde de invierno,
un cuento sin narrar.

***************

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Queridos lectores:
Según las estadísticas, 1.000 niños mueren cada día por falta de agua (Unicef); 85.000 niños han muerto de hambre en Yemen en los últimos cuatro años (2014-2018. La vanguardia); 640 niños se han ahogado en el Mediterráneo desde la muerte de Aylan Kurdi en 2014 (niño sirio refugiado), según  Save the Children. Hay millones de muertes de niños evitables en todo el mundo.  ¿Por qué se permite?
Un hecho tan escalofriante, creo, merece un recuerdo, una canción. Un poema...
También acuerdos entre países para proteger la infancia. Acuerdos de Gobiernos que lideren  un cambio en las políticas migratorias que permita a los niños y niñas buscar protección en Europa a través de vías legales. Se debe evitar que los niños sigan poniendo sus vidas en riesgo en el mar o en manos de mafias. Los niños merecen vivir. ¡Todos!


Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!



Les Choristes - "Vois sur ton chemin".

martes, 12 de noviembre de 2019

MIEDO

Con permiso de Internet.

"No me preguntes dónde se extraviaron
esos dorados átomos del día".
Thomas Carew.



**********

Miedo

A los ángeles mudos,
a la garra de hierro
que devora el recuerdo.

A que toda Inocencia
soporte iguales desastres
o agrandados,
ahora y siempre
por los siglos de los siglos.
A diluirme en el abisal de Cosmos
sin más palabras...

A que vuelvan las mismas preguntas
migratorias,
a que huyan de mí todas las respuestas
desplumadas.

Y las mismas calles sucias
imaginando lenguas de escobas,
y los mismos perros tristes
soportando la idéntica
anatomía de la crueldad.

A creer que algo es algo
y luego ¿quién sabe?
A ser y no ser, y siempre ignorante
ante el vaho efímero del espejo.

Ni libro, ni verso,
ni eco en el viento...
Ni cita inspiradora
para ilusionar alguna fiesta de amigos,
como suele ocurrir con Whitman o Dinesen.

Un peatón atropellado,
una activista masacrada;
carne de matadero, escalinatas
donde el diablo se columpia...

Tengo miedo
al dolor de la ausencia infinita,
a dejar de soñar, de escribir...

A terminar mis días
refugiada en mí,
sin peso en la espalda,
sin fuego en la boca.
A no ser leída ni en los sucesos,
ni ser un silencio
en memorias de paso...

A que tú no pronuncies
mi nombre en la despedida...
Mi nombre, que tanto me gusta en tus labios...

Miedo a olvidarme de las cosas que siempre
creí inolvidables...,
la figura de luna bailando
en la charca azul de unos ojos... ¡Tus ojos!

*****************

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Chers lecteurs, je vous prie : 
un million de soleils pour vous tous.


Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!



In a Time Lapse