domingo, 20 de mayo de 2018

EN LA TIERRA DE LAVANDE

Imagen del film: Fa yeung nin wa (In The Mood For Love). (Deseando amar).
Director: Wong Kar-Wai, 2000. 
Ganadora de más de 7 premios, entre ellos, Premio Cesar: Mejor película extranjera.
Drama. Belleza.

"Y fuimos hojas de estaciones
y formamos el manto de la tierra".

"En este mundo efímero
sólo una vez
encontré a la persona que quiero"...
Clarisa T.




Quiero hablar de rosas,
pero sólo veo abandono
en la orilla del sol enrojecido.
Las imagino libres, sonrosadas
en sus coralinas,
rojas, blancas, amarillas,
matizadas entre manojos de libélulas.
En la tierra de Lavande.

Todos los días
mueren los caminos
para el que va solitario.
Ámame ahora que aún reconozco
el color de tus ojos,
antes de que mueran las mañanas,
antes de que llegue la total ceguera.
En la tierra de Lavande.

Prisioneros del soñar
discurren los utópicos, desparramados
en lagos curtidos con sabor a pérdida.
En la tierra de Lavande.

El destino serpea su tenaz escarpe
a la búsqueda del azogue,
por rostros cansados se desliza,
esculpe en sus cuencas ardientes.
¡Ámame para que esta muerte pase!
En la tierra de Lavande.

El amor se acerca
por las olas del mar,
flotando en una barca
llega a nuestros pies,
cuando el viento sopla...

Pero nosotros somos carne,
pulpa trémula
ofrecida en sacrificio.
Prisioneros del devaste,
rompemos un instante del destino
para rodar juntos;
para besarnos los últimos suspiros,
ovillados al amor rodante.
En la tierra de Lavande.

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.


Gracias, Lector.
Le meilleur des sorts pour tous!


jueves, 10 de mayo de 2018

DESENTIERRO PALABRAS

Valle de los narcisos, en Reserva de Los Cárpatos, Ucrania. Florece cada mayo.
Долина нарцисів, в Карпатському заповіднику, Україна. Цвіте в травні.

"Todos perdidos en un incendio, construimos una casa nueva, 
Y sobre la casa es el cielo azul otra vez". 
Lina Kostenko.
 (Ліна Василівна Костенко) poeta ucraniana.




Desentierro palabras, las que
murieron esperando una voz,
las que quedaron al albor
de crisálidas bajo losas.
Hay millones de tumbas
sobre los mares,
sobre las calles y las montañas
donde el verbo quedó atrapado.
Araño la tierra y escarbo en el agua,
barro el asfalto, encuentro
trazos que quisieron ser...
Palabras hambrientas
sin nada que llevarse a la boca,
palabras sin amigos ni amor.

Desentierro palabras secas,
limpio sus ojos cubiertos
de incertidumbre,
les busco un lugar entre las hojas
para que vuelvan a nacer...
Pero hay palabras tan hondas,
tan profundas y ocultas
a las que no alcanzo...
Me armo de paciencia y agrando los huecos
de sus soledades, para llenarme
de su tiempo exiguo,
para sentirme como una de ellas.
Y entonces siento que la voz se me escapa,
que vuelvo al núcleo,
al destierro interminable...

Hoy desenterré un pronombre
que no sabía que era “él”,
dentro de su vientre, guardaba
nombres innumerables.
Tres adjetivos descalificados;
dos adverbios caídos de sus paradigmas,
un pobre artículo extraditado del nominal.
Los he colocado en lo alto de mi tejado
y, ¡tiempo al tiempo!
Quizás mañana, después de una noche
tendidos bajo signos de Casiopea,
se conviertan en la frase que espero...

Desentierro palabras,
las saco de lo inmóvil, las rescato del silencio
y les muestro un jardín de victorias.
Los suelos se muestran apacibles,
y entonces, buscamos calor de conciencias,
intercambiamos promesas
para hacer con ellas paredes muy altas.
Paredes blancas de narcisos, que formarán
una gran casa de acogida.



Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.




Gracias, lector.



sábado, 28 de abril de 2018

ESPEJOS DE AGUA

Imagen: "Mujeres unidas" de la ilustradora Claudia Tremblay (Canadá).
Peace, harmony, melancholy...
Merci, Claudia!
https://www.etsy.com/es/people/claudiatremblay


(A una mujer de agua).
No estás sola.

En el plan inspirador del mundo,
—nos contaron— que,
no estaban las mujeres...

“Porque no soy solo hembra
para la crianza,
tajo para las manos,
vientre para cuchillos.
Porque no eres nada sin mí
y tú lo sabes.
Porque tengo el poder
para hacer brillar la Rosa de los cielos.
Y tú, ladrón de sueños,
vienes a cualquier hora
y rompes mi casa.
Destruyes a golpes
los jardines felices que duermen en mi falda,
y mi tierno fruto amado”.

Primero fueron los planes de Dios y sus hazañas,
después los planes de los Hombres huesos,
luego el de los Usurpadores de almas.
En los planes del Mundo
no entraban las mujeres...

En medio de coronas, poder y sangre,
la mujer fue ignorada
y entonces, oh Mujer,
te multiplicaste en espejos de Agua
y lloraste por todas las ausentes.
¡Y ella era la llave y guardaba los secretos!

El mundo agitó sus brazos brutos,
desnudó a las mujeres
y las dejó en los bordes.
Y surgió una Alegría abrazadora
para mitigar la desnudez de las mujeres,
y a la altura de sus senos
fluyeron las fuentes ideales.

Y fue el sol el que bajó despacio
y les abrió caminos infinitos,
y fue Luna la que les tendió puentes
a lugares pacíficos ocultos.

Volvemos a nacer después de siglos...
Y vamos las mujeres unidas de las manos
y trazamos planes propios.
Queremos ser principio y canto
más allá del relato concebido.
Ha vuelto el femenino idilio
sobre los campos y, florece...

Malos tiempos para los hombres ciegos,
malos tiempos para las testas fúnebres
y los espectros endiosados.
Malos tiempos para los cobardes
del reino de hierro y fuego.

La Mujer ha nacido para poblar alto
y templar la balanza...

Me gusta el nacimiento de las Mujeres Agua,
su bella silueta danzando en las calles,
su mágica ternura trenzadera,
su voz libertaria anillada en el viento...

Y hasta hoy no he comprendido
el Amor que las une,
la belleza que desprenden
sus olas indómitas.
Sus hombros sobrepasan latitudes
y tiempo,
sus luces iluminan universos
vestales.
Son música silenciosa en gotas
aurorales,
que regresan al óvulo de la primera
Tierra.
Son colores de vestidos para el Día
de Esperanza.


Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Dedicado a las mujeres que han sufrido o sufren violencia de género. 
Porque no están solas. No estás sola.
Todas somos hermanas y nos unimos para defender nuestro derecho a vivir sin ser atacadas. No queremos sentir miedo de los hombres, ni por nosotras ni por nuestras hijas, ni por nuestras hermanas, amigas, madres.

A raíz de la sentencia de "La manada", y por lo injusta en sus conclusiones, en España hay en estos días una repulsa colectiva a este hecho. 

Soy mujer y me duele. Sé que no todos los hombres son malos (soy hija, hermana, esposa, amiga de hombres buenos); pero aún quedan reminiscencias machistas en nuestra sociedad, y quizá por culpa de una educación patriarcal anclada en dogmas y menosprecio hacia las mujeres desde antiguo. La educación en igualdad y respeto es importante.
¿Con qué derecho los hombres violan y agreden a las mujeres? ¿Cual grado de cobardía les cabe para que, entre cinco, busquen una víctima, la humillen, la agredan, la violen y se jacten de ello? 
Pero todos sabemos de otros casos (muchos) en los que además acabaron matándolas porque se resistieron. Estos hechos deben acabarse ya.

La Justicia: "Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde". Y debe ser útil a su propósito.

Yo, como tantos, aún espero de "Justicia" una respuesta de consuelo al dolor infligido.
También me siento orgullosa de la respuesta social abrumadora para el logro de un cambio.
Gracias también, entre otros, a:

Algo bueno se logrará al fin, y los hombres aprenderán a respetar a las mujeres de igual modo que pretenden respeto para ellos.

Gracias, Lector.


lunes, 23 de abril de 2018

UNE AMITIÉ

Une fleur de mon jardin

"Renacer luego de una adversidad es responsabilidad
de cada persona. Tú puedes decidir si tomas esa situación
difícil como una oportunidad o como una desgracia".
Resilencia.


Yo creo en las oportunidades.

Dice un dicho popular que: 
"Quien tiene un amigo, tiene un tesoro". 
Esta es una verdad que nos hace tener esperanza en una sociedad donde la amistad es un valor apenas reconocible. Yo, tengo pocos amigos, esa es mi verdad. Pero esos pocos son un "pilar" importante en mi vida. 

"Hay amigos 
que rompen paradigmas,
y de causas ajenas
se hacen cómplices atentos,
y devuelven al día
luces que estaban mortecinas".

A ellos les debo muchas cosas; grandes cosas; pequeñas cosas... Esas cosas fueron oportunidades de bien para mí y hasta mi salvación de caer en el propio olvido. Porque gracias a los amigos, a los de cerca y a los de lejos; y a aquellos con los que aún no he compartido un rato de presencia, pero que me hicieron sentir que "Clarisa no está sola" y les importo, es por los que hoy doy señales de palabras escritas. 

Sí. Hoy volví por ellos. Por vosotros. Por ti.

Los amigos de verdad son un regalo infinito. Porque se irá la vida y las vivencias; porque se irán los nombres y las palabras, pero el sentimiento de alegría compartido con el amigo, quedará. 
Y no sé dónde ni en cual planeta pacífico, pero allá, en algún lugar, la flor de la amistad tendrá su aroma perdurable. "Et tu, mon ami, ici dans mon coeur".

Hoy volví a escribir en esta orilla después de algún tiempo. No puedo contaros dónde anduve, si me perdí en mí misma o fue una etapa de dudas. Y puede que solo busque escusas, y quizá mis razones solo las sepa mi "yo" profundo. Y es que el mundo (no sé a vosotros) pero a mí, me supera su dureza a cada instante. La impotencia me ahoga hasta la asfixia y me quedo diminuta... 

Suerte mía que tengo amigos. 

Gracias, Nino, por este regalo entrañable de leer mis poemas y darle voz a mis palabras. Por creer en mí sin distancia. Por hacerme salir de mi escondite...

Y gracias a todos los amigos que hacéis que me sienta afortunada de ser lo poco que soy:
Mon coeur est plein!




Gracias, amigo!

"A veces sumo pérdidas,
y otras, 
resto dolor al día vencido.
A veces miro y solo veo distancia,
y a veces, 
la ilusión se me acerca y me trae rosas.
Y entonces busco aquello
que he perdido
y vuelvo a mi elíptica:
¡renazco en las palabras!".

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

     Gracias, lector.


viernes, 9 de marzo de 2018

SILENCIO EN LA ORILLA

Imagen: Nubes alejándose. Clarisa© All Rights Reserved

"Creo que nadamos en la tierra
templando de lágrimas nuestras almas
en las rocas, estepas, pantanos y cenizas
aún indisolubles en la piedra".
Alexei Filimonov (Poeta ruso, 1965).


Y de nuevo el silencio
vino a mi isla.
Miro, absorta, las huellas del mar
que van y vienen silenciosas.
Y de nuevo se inundan mis palabras
con presagios de ayer,
y de nuevo sé que no irán a parte alguna...
Porque no siento mi voz
ni las ganas de pronunciarme;
porque se hizo “pause” en mí
y mi voz está en “of”.
Porque el sonido ha huido a la sangre o al mar...
Porque mi voz volvió a su origen
de pájaro en el viento,
libre, sobre corales de ojos dormidos...
Porque mis palabras quedaron atrapadas
sin vuelta de melodías...
Porque mi voz se cubre de arena,
de frágil ceniza de orillas
con su grafía ignorada.
¡Oh sueño azul que dormías
junto a la flor del agua!
El silencio me ha cubierto de distancia
innumerable,
de palabras sin destino,
vuelvo al blanco de las nubes.


Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Estimados lectores:
Éste será un tiempo de silencio. No absoluto, pero me pronunciaré poco por este medio. El blog seguirá abierto y quizá de vez en cuando os cuente alguna noticia o escriba algún poema, o si vuelvo a ser libro (todo es posible), no puedo asegurar el futuro de mis palabras. Lo que sí sé es que no estarán mucho por aquí. Y Quizá sólo es que me dejé inundar de melancolía... Pero os prometo que no perderé mi contoneo junto al mar...

Y nada, no hay misterios que os pueda revelar al respecto. Las palabras también son "caprichosas", supongo. Las mías se alejan... Sé que esto no es definitivo, pero os lo cuento por el cariño y respeto que siento hacia todos los que desde enero de 2013, cuando abrí este blog, me habéis acompañado con vuestras lecturas y comentarios. 

Algunos formáis ya parte de mi "orilla literaria" y os estoy agradecida de por vida. Sois muchos. No me atrevo a mencionaros a todos por no dejar a nadie sin pronunciar. Pero sí, permitidme que nombre a Nino Ortea, él ha sido y es como un "hermano literario" para mí.
Gracias, Nino.

Gracias, compañeros y amigos. Los libros, la música, el arte, la belleza..., os quedan agradecidos. Porque eso me guardo: Belleza vuestra. Y seguiré creyendo en cada uno de vosotros.
Os deseo la mejor de las suertes.
Una orilla agradecida...





miércoles, 28 de febrero de 2018

PERFUME EN LA ESTEPA

Estepa en el oblast de Zaporizhia, Ucrania.Степ в Запорізькій області, Україна).

"I love all that thou lovest,
Spirit of Delight!".
Shelley.



Llegué a este mundo
sin advertencia.
Vi cómo otros alcanzaban
alturas sin esfuerzo
y allí vivieron su tiempo favorable.
Vi cómo algunos
quedaron en la arena desmayados,
¡lo terrible siempre vuelve a su golpeo!
Y vi desarraigos en el vivo tremolar,
y brotes esqueléticos de amor.
Y vi pasar al Amor verdadero
dispuesto a ser mendigo en las esquinas...
Llegué a este mundo
por la puerta de atrás
y mantuve mi espíritu
con ilusión inventada,
y sostuve la consciencia
sabiendo que mi huella no sería importante.
No tengo pena por audiencias o laureles,
no reclamo lo perdido.
Mi sueño no es con dátiles
que caen de las estrellas.
Mi sueño es la esperanza que habita en las esporas...
Para el crepúsculo dejo mi sonrisa más nueva.
Si hay lados oscuros que me asombran
los alejo de mí y de mi nombre.
Me inundo con la lluvia
de ojos vertidos,
y vuelvo a respirar
los aromas que fuimos...
En vidas infinitas
me desparramo silenciosa.
En vidas que fecundan la tierra.



Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.


Gracias, lector.
¡Te deseo felicidad!

viernes, 23 de febrero de 2018

BAILA PARA MÍ CUANDO TE ALEJES

Imagen del film "Gone With the Wind", de Victor Fleming (1939).
Vivien Leigh y Clark Gable.
Basado en la novela homónima de Margaret Mitchell.
..........



Que me lleve tu danzar en el recuerdo,
tu figura bajo luces
que se alejan, que no vuelven...
Tu cadencia enlazada a mis temores...
Porque ya nunca seremos tan inmensos,
ni más libres,
ni más bellos.
Los azures van cambiando a los violetas,
absortos en corrientes que se extreman.
Y rodará una herida de su cima
y quedará atrapada en lo insensible,
pálida de besos incurables.
Discurren hoy los cielos
desgreñados,
mi corazón converge en una espina,
dolido,
mientras todo se deshace
y cae la sombra cuajada de universos
derrumbados, inhóspitos,
deformes.
Avalancha de abrazos que caerán repentinos
detrás de la huella de nuestro baile...
Y de nuevo las hojas inundarán septiembre
con su rostro amarillo,
con su ébano fúnebre,
morirán encogidas
sin perfume de alientos,
sin canciones de amor...
Y tu y yo, amor sin fe,
quedaremos abiertos al dolor de los astros,
confinados al tiempo que la noche no duerme,
desnudos de amor sobre el lívido otoño.
Heridos hasta el tuétano,
sin timbal de huesos,
sin compás en los pies...
Presos para siempre del primer beso
que danzará solitario,
que acabará en el humo...
El ayer desnutrido sin amparo de lunas,
en imprecisos límites
nuestra historia sin rumbo.
La razón, la armonía,
la belleza, el anhelo,
se dolerán callados
esperando el regreso.
Morirán nuestras alas nocturnas,
no bailaremos más días...
Y el danzar tuyo y mío, en las valvas marinas
soñará con su eterno.
Tenderemos al viento las palabras no dichas,
reproches innombrables,
los susurros del alma.
La fragancia escrita en la piel del deseo
de lámparas agónicas que parpadean finales.
Y al darnos la espalda y decirnos adiós,
volveré sin querer y tocaré tu boca,
y sin querer, mis dedos,
rizarán caracolillos en tu pelo...
Te hundirás en mis ojos,
me perderé en tu silencio...
Caerá tu mirada en mi blanco vestido,
desgarrará un violín su garganta a lo lejos—,
y tú dejarás escapar un suspiro...
Y volverán las hojas en sus remolinos
a ocupar los rincones,
a llorar lo perdido.
Y el amor tuyo y mío, brevemente bailado,
se alejará sin guerras
inconcluso en su amargo.
Desterrado de ti,
desprendido de mí,
oculto del camino, ajeno a los diluvios,
lo cubrirá una piedra,
se dormirá en el frío.

..........


Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

Gracias, lector.