lunes, 16 de noviembre de 2020

EL DIOS DEL MÁSTIL

 

Montaña de perros de Elena Barón (2013). (Admirable artista. Gracias)

https://www.singulart.com/fr/artiste/elena-bar%C3%B3n-4587

Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.

El dios del mástil

Abro la puerta,

   dejo entrar un mañana

      muerto de miedo.

Al ayer lo despido sin lágrimas.

   No quedan mares que despedir,

      me acurruco en la sombra de la ola.


No hay memoria en las calles,

   las casas sin tejados enseñan

      sus desnudos interiores,

         ni una silla, ni una mesa,

ni una luz encendida;

   la sopa está sin plato, las sábanas

      por el suelo se desploman.

Hoy el sol se ha tapado la cara

   y creo que de vergüenza.


Algunos caminantes, desorientados,

   cruzan el puente donde termina la ciudad.

Desde mi ventana de verde ojera

   los veo desaparecer en el escalofrío.

Allá, junto al mástil blanco de la montaña,

   un perro duerme a los pies de dios.


Son dos iguales 

   dándose calor y abrazos tiernos.

Dos amigos que comparten

   un plato de sopa y se cuentan desdichas.


Dios le cuenta a Perro sus arenas

   de millones de fuegos y astillas.

Los mares que tuvo que andar

   para salvar su último barco.

Perro, dulcemente, con su lengua inmaculada

   le lame los hilillos de sangre

      que resbalan de una espina de su pelo.


Los veo cómo se abrazan,

   mi solo corazón vuelve a navegar

      entre los peces victoriosos.


Salta una chispa alegre

   entre mis dientes y mis huesos,

      es un colibrí recién nacido,

         mientras suena el silbido de la ardiente tetera.


En mis paredes, los ojos de Vida se entreabren...

   Pestañean de nuevo, como si tuvieran

      su vital impulso primario por diadema.


Me alegro de ver lo que veo

   en mi mar de ausencias infinitas,

      tan culpables, tan anchas, tan viejas.

La montaña despliega su vela en las alturas,

   un soplo de eternidad emerge

      sobre las cabezas grises.

Junto al escaso aire que me sostiene,

   un cachorro velero revolotea y quiere andar.


¡Qué bien! le digo al ojo del rincón

   donde duerme la noche y la tormenta—:

      ¡Dios no está solo! ¡No estará solo!


*****************

Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!

Queridos amigos, lectores:

Seguimos en pausa forzosa, pero es un tiempo valioso para mirarse, para alegrarse, para reconocerse. Yo, me miro en las palabras escritas, me alegro de reconocer su belleza, me reconozco en ellas como en el pecho de la madre; como en los ojos del padre. Quizá es lo más valioso para mí en este tiempo, porque creo que hay que detenerse a veces para no perderse los detalles de la Vida. 

Y puede que yo, como escribía Aleixandre: "Escribo acaso para los que no me leen". Pero esto de escribir me da felicidad. Con todo mi cariño. ✍📚🌹😷🤗🙋‍♀️Bonheur et santé à tous! Merci à mes amis lecteurs!

sábado, 31 de octubre de 2020

SECRETOS DEL JARDÍN

 

"Y el día dura tanto como un siglo

y no se acaba el abrazo"

Borís Pasternak

Secretos del jardín


Rosa de la vida,

tiempo niño del río,

pies sin retorno

poco a poco a la muerte...


Llora un niño

mordido por todos lados,

le tapan la boca.

Destrozado su espejo,

lo tiran al borde.

¡Mudo ángel, despierta!

Abre los brazos

la extensa Galaxia:

enciende un buen fuego

en la gran bola nieve.


El grito de la rosa

rompe la espada del cielo,

ya no llora el niño mordido.

Sin despegar los labios

el silencio se entretiene con un lirio,

pero el pájaro carpintero

sigue en el mismo lugar.


Sueña la montaña

con quitarse las sombras

hasta la última sílaba perdurable.

Las nubes han caído

en los viejos acantilados,

el grito de la rosa levanta la cabeza:

¡es inútil nadar en el barro!


Al poniente, los girasoles

de Van Gogh giran plenos,

son sauces misteriosos

sin ruido ni espuma.

Fugitivos barcos

por anchos desiertos,

reman sus hombros

de mar y ventura.

¿A dónde van las aves

con sus alas rotas?

A dónde, cuando el aguacero

enriza el invernal...


De pronto una estrella

danza distraída

sobre los huesos del mundo.

Millones de luciérnagas

se alejan en la cellisca.

¿A dónde va la vida

que no fue palabra

en las llanuras del eco?

¿El canto de la rosa

que nació del grito?


La Madre de las rosas,

quietamente sentada,

mira crecer la hierba,

la confusión sin voces...

Multitud de caminos

sonríen compasivos a las hojas

caídas del otoñal.

Donde lo sin nombre

versa con la corteza,

ulula sin hogar

un verso prodigioso.


El renacer siempre surge

después de ser destruida

la espalda de la miseria.


Pero la flor caída

no volverá al temblor

de la tierna rama...

Sólo el grito de la rosa

sin límites fulgura

profundo y claro.

Ciervo brillante de lunas,

épico y veloz

agita las montañas.

***************
Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!


Queridos lectores, reconozco que me siento algo triste, no solo por esta pandemia que amenaza cualquier alegría. Y es que por un lado está el azote de cosas ajenas a la mano del hombre, y por otra, el azote contra todo lo vivo por la propia mano del hombre. Si leemos cualquier noticiario de cualquier parte del mundo, el azote humano aún causa más dolor, muerte y desgracia que ningún virus. Los llamados "humanos" ejercen la violencia continuamente contra animales, otros humanos, naturaleza... En todas partes están sus marcas y siempre es matar y matar. Reconozco que me agota tanta desgracia y sobre todo, tanta injusticia mundana. No sé si todo está perdido. Me duele el llanto de los niños, de los animales, de las flores... Me refugio en la Poesía. En las ingenuas palabras que ya sabemos que no salvarán el mundo. ✍
Quizá estoy pasando por una "fase" o ¿no? No lo sé. Pero siento que algo de todo este mal que vivimos lo tenemos merecido. Ya creo que es el tiempo de no mirar atrás... 📚
"Es el odio el que llena las cuevas
el que araña las entrañas de la tierra
y ella, ¿qué podrá hacer ella?...
Y tú, ya sabes que eres solo". 

Del libro Entre dos tierras (2015) Clarisa Tomás Campa.
Y quizá ya todo esté escrito....

Je vous laisse mon amour et mes remerciements infinis pour la lecture sur ce rivage, toujours littéraire, toujours ami.
Que le soleil brille toujours tous les jours pour vous tous. 
🌞🐾📚🌹🎶😷🌱🤗🙋‍♀️🙏

sábado, 26 de septiembre de 2020

L'AMOUR EST COMME ÇA

 


"Yo estaré junto a ti

más allá de este ocaso,

aspiremos, amor, por las bocas de la hierba,

volvamos a ser ternura en praderas".

Clarisa Tomás. (Del poema: Jirafas amarillas).


L'amour est comme ça

Un sueño es el amor y a veces pesadilla,

algodón de azúcar en días perfumados,

un tiempo aventurado en tierra sin costumbre.


Un torrencial de remos,

mago cielo,

salvavidas en la costa del engaño,

un barco

con bandera atronadora.


Amantes brazos

después de algún naufragio.

Pupilas

donde olvidar lo amargo,

almohada para dos en noches árticas.


Amor reinventado:

¿vendrás a mi tierra de hendiduras?


Es un vientre

salvaje en época de lluvias,

una estrella

exultante de escándalos dorados,

roca de blanca espuma,

combate a boca llena,

labios, lunas...


El Amor

vino a mí al cumplir diecisiete,

construyó

una casa de alas soleadas

y gorriones.

Lo mejor de mi vida

fue vivir sus mañanas,

las tostadas quemadas

en la miel de su cauce,

su garganta de flores junto al mar...


Se fue sin adiós el amor de mi vida,

el día y la hora

los dormí entre mis versos,

su pelo ondulaba salvaje

en las olas,

belleza inolvidable en el ocaso.


Amor hendido de reclamo y primavera,

no pierdas el camino,

no busques el rostro de los dioses.


El Amor es una rosa

que el tiempo oscurece

si la olvidas,

me refugio en la gloria de su encuentro

y, sobrevivo en tiempo duro,

a duras penas.


Su recuerdo es un baño

de sándalos que pasan en sus ráfagas,

semillas que se agitan como trigos.


El amor es un soplo

que llega por la orilla y luego prende,

en mi sangre lo siento

como un gen luchador que no se rinde.

Cuando canta

parece un colorín en la alta copa

y yo, sonrío.


Cuando llora

inunda mis violetas, mis razones,

y creo oír su voz

como un aullido

y yo, partida en mil cristales sola y rota,

deambulo en las paredes del suspiro...


El amor es un solo

que busca compañía en pecho abierto.

Un loco

que florece en interiores,

un astro

que asoma de la noche

y despierta ilusión en las raíces.


No miro atrás y escribo

en el libre capricho de las hojas,

la promesa que le hice

de no dejar morir mi corazón,

hasta que se borre

la última flor de mi vestido

y yo, me digo:

¿Es el amor canción?

¿O es castigo?

********************
Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!

jueves, 3 de septiembre de 2020

CARPE DIEM

 


"Me entristece no poder recoger

un puñado de luz y enviártelo".

Zhang Jiuling.

Carpe Diem

Al margen

del imprevisto

te he visto,

estabas planeando

en alto vuelo,

el cielo

era una boca

boquiabierta,

tus ojos, en mis ojos

se perdieron...


Recorremos

planicies nunca vistas,

aristas

de excelsos miradores,

enredamos

ciclamores y algodones:

¡blanca espalda,

tierra, ecos!


Caemos derretidos

a los suelos,

los errores,

la impaciencia,

el fuego siempre

acaba en las cenizas...


Al margen

del espejo

te contemplo,

estabas planeando

despedidas...

Mirabas

la vida en su bosquejo,

y soltaste

el hilo de la senda,

sin palabras, sin risas,

sin recuerdos...

Deshiciste

las horas y los besos.

*******

Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.

Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!


Aquí, improvisando, dejo un poema en una ola...
Lejos, nubes blancas sobre el agua, 
me invitan a soñar con la esperanza... 

Soyez heureux, amis lecteurs! 🎈😍🌹📚🙋‍♀️🎶💖

domingo, 9 de agosto de 2020

LA PASEADORA DE MUÑECAS

Imagen de: Monika Sandrová (Praga, República Checa).


La paseadora de muñecas

   Fue a finales de julio. Recogíamos los primeros girasoles  de Ucrania en nuestros recuerdos de maletas exprés. En la calle principal del pueblo fronterizo con Polonia, donde el viento aúlla casi siempre, hacíamos las últimas compras para la vuelta. Y al salir del centro comercial, cargados con regalos y ramos de kalina, nos topamos con una anciana desafortunada que cuidaba su carrito de bebé sobre la acera, mientras sonreía a la gente que pasaba. Ella era muy pequeña y vestía su pobreza sin mascarilla. Parecía una niña arrugada con su pañuelo anudado al cuello y sus dos cuevas brillantes.

   Me acerqué para ver qué había debajo de una mantita con pequeños girasoles bordados, ya desdibujados por el tiempo y la suciedad. Había tres muñequitos. Una muñeca rubia, con la melena desaliñada y sin un ojo; otros dos muñecos ya calvos, desnudos y sin brazos. Ella, al acercarme, los abrigó hasta los ojos y colocó con cariño unas mascarillas descoloridas sobre sus cabezas. Desde su curvatura y pequeñez me miró con dulzura, extendió su mano como un cuenco tembloroso y me pidió algo de comida.

   —Їжа, їжа ... дякую. Бог заплатить вам (Comida, comida... Gracias. Dios se lo pague).

   — сама, сама... (sola, sola).

  En el carrito dejé unos melocotones y una porción de medovik (pastel de miel) que había comprado para Sveta. En su mano dejé 30 grivnas. Ella sólo repetía: "Дякую, Дякую"... (Gracias, gracias). Desbordaba bondad y ternura, casi irresistible...

   Después, en la cena, al comentar nuestro encuentro en la casa familiar, Yuri, nos contó la triste historia de la “Маленький божевільний” (Pequeña loca). La mujer, que no tenía parientes, enviudó joven y quedó con sus tres niños sola. Al siguiente invierno de su tragedia los niños enfermaron de un virus desconocido y murieron. Fue un shock para su mente. Ella se quedó en aquel día, en un tiempo de crianza permanente.

   Desde entonces pasea a sus niños en un carrito de bebé destartalado, camina las calles sin prisa pidiendo comida, sola y sola. Ya pasaron más de sesenta años. Pero jamás la ven llorar. Todos saben que es una iluminadora, incluso creen que da buena suerte mirarla porque en sus ojos, dicen, hay algo de dios que casi ciega. 

   También yo recordaré su imagen sin mascarilla por mucho tiempo.


**************


Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.



Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!


viernes, 10 de julio de 2020

LA VOZ QUE SUEÑA



Berta Isabel Cáceres Flores fue una líder indígena lenca, feminista​ y activista del medio ambiente hondureña. Cofundó el COPINH para luchar por los derechos de los lencas y ganó el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente.
Nacimiento: 4 de marzo de 1971 en La esperanza, Honduras. Asesinada: 3 de marzo de 2016, en La esperanza, Honduras.

A la voz lenca que fue puente.
" Un pueblo que no lucha por su supervivencia muere".
Berta Cáceres.

**********

La voz que sueña

Volverás con la luz y serás rama
sobre el Gualcarque en su esplendor...

También yo espero
que la voz se confunda,
y en vez de llanto
cante y se haga música.

Música en el centro
de los bosques atados,
donde sus defensores
fueron muertos;
allí donde la sangre
resbala y se hace olvido.

¡Berta Cáceres
que estás en los verdores,
ya eres río!

Música de voces pobladoras
que hagan temblar al miedo
y lo deshagan.

Música de vivas floraciones
para dormir
el triste epílogo del árbol;

para soñar que una vez
fuimos vivos,
que nacimos
con el canto en las raíces.

**********

Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.

   Este poema lo escribí en honor a Berta Cáceres. Con todo mi cariño y respeto le dediqué un pequeño homenaje en mi libro: Donde los puentes se alzan. Editorial Letrame (diciembre, 2017). Pág., 21.  
   Y así nace mi poesía, sola en el bosque, en silencio; y entonces canto un tiempo largo. Nadie sabe que estoy en la espesura frondosa, sólo la luna brillante viene a iluminarme... (Perdonadme esta pequeña sinceridad). Hay un cielo melancólico esta noche.
   A pesar de cuantas cosas malas nos ocurran, la esperanza de que somos Unidad en la Naturaleza, con Naturaleza, a través de nuestro amor por ella, me motiva; me emociona. Yo creo que los actos generosos ofrecidos a la vida, en la vida, no son perdidos. Su eco inmarcesible resuena en los ríos, en el agua... Vuelve para ser vida. 🙏🌱💧🌄🌎🐾📚🎵🌹
"Un día me leerás sobre
un puente extranjero"...

***********
Algunas noticias de interés sobre la muerte de la activista Berta Cáceres:



Calle en Bonn, Alemania. Dedicada a Berta Cáceres.



Gracias, lectores. 🙏
Merci beaucoup à tous!