domingo, 28 de enero de 2018

DANIELA ESTÁ BAJO EL NARANJO

Audrey Hepburn (1929-1993).
Escrito para El Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer.

....................


    Yo pude haber sido ella. Ella pudo haber sido yo.


   Ella duerme a los pies de un naranjo. Yo quisiera dormir en el centro de un rayo. He pasado la noche llorando...
   Escribo en mi diario las cosas por hacer: « visitar a la madre de Daniela sin falta el domingo. Subir a Los Desamparados y prenderle una azucena a la Cheperudeta. Ir a los naranjales a cantarle a Daniela».
    Vuelvo a la cama. Mañana tengo cita en La Fe.

    Me despierto seca como rosa cortada y sin agua. Miro por la ventana, La Malvarrosa está pletórica de olas, de espejos volátiles con su algodón de azúcar...
    De la calle llegan sonidos de fiesta. Pasa una banda tocando música alegre de la tierra; de esta tierra salada y de flores... «Valencia, tus mujeres todas tienen de las rosas el color...».   Me duele un rincón que no me encuentro... Siento en mi cabeza un rumor de abejas... 
   Estamos solas: mi lucha y yo.

   Cierro los ojos. Se hace la oscuridad en la gran sala blanca. De fondo, suena “Imagine”. Imagino el cielo de Lennon... Imagino que una luna llena se cuela en el naranjal... Imagino azahares miméticos empolvados en su claro lunero, apenas invadido por el croar de las ranas y las carrerillas de los conejos hasta el huerto nocturno. Imagino senderos de hormigas en tardes de julio... 
    Llegan recuerdos... Gerard, Daniela y yo, con nuestros pocos años subidos en bicicleta, allá por el camino que baja a los arrozales y a la barraca... Y Tina entusiasmada detrás de nosotros, corriendo y ladrando tan contenta...
    Abro los ojos.— Es inútil cegarme—. Se abre la puerta... Me tapo los pechos. Mi herida no cierra...

   La enfermera me da dos noticias que ya me esperaba... 
 «¡Primero la mala!» —suplico en voz baja—. La segunda ha resultado ser la protagonista imperiosa: «más sesiones de “quimio”» —se lamenta—. Me siento de nuevo en la silla... Me contagia su frío. Se me arrugan las manos, encoge mi ombligo. Me vuelco en un vómito. Suspiro... Se me escapa una lágrima... 
    Y ya solo me acude a la cabeza que Daniela está bajo el naranjo...

    Sonrío al espejo de la ventana. Leo un folleto clavado en la pared: « La Química y yo». Me cubro la calva con mi precioso pañuelo de girasoles. Doy un traspiés... Balbuceo ironías conmigo misma... «!Y yo que siempre fui de letras, señor!». —Pero la sala ya está vacía—. 
    Nadie alrededor...

    Camino por la calle ingenua en mi abismo, trepo por él buscando recuerdos de algún pasaje escrito. Alcanzo una sima: la del Cervino en el 95. «¡Aquello estuvo bien!». Sí, —me digo y me ánimo—. Fue el cinco de mayo... Daniela y Gerard llegaron los primeros. Pierre y yo, los segundos. 
    En la cima tocamos el cielo apiñados, unidos. Soltamos al aire todos nuestros amarres. Y abrimos el pecho, y sentimos la fuerza por dentro como un germen a punto de explotar. Daniela cantó su alegato divino: Come Here¡ Y nos llenó de besos y proyectos. Allí arriba, nuestras vidas resplandecían como un sol sin puesta.

    Comienza a llover... Me llueve en los huesos... Escucho en la voz de Louane: «A faire crier grâce à tous les échos.... Je vais t'aimer». Si pudiera cantar...
    Entra mamá con una taza de té. Miro a la pared... «¿No tienes otra música más alegre? —me pregunta, apurada—. «Me acaba de llamar Pierre, llegará en el tren de las ocho» —es mi respuesta tonta, también—. Mi madre me mira, despega los labios con intención de hablar, pero luego los cierra y calla. La siento nerviosa y le da por dar vueltas... Se propone colocar todos los cojines que me rodean descolocados a sus anchas... Cierra el libro abierto que ocupa la esquina derecha del sofá, lo ojea distraída...

    «La flor púrpura de la señora Chimamanda esa» —exclama en voz baja, suspira afectada: «¡cuánto te gusta rodearte de cosas tristes, hija mía!». Quiero aclararle que no es un libro triste, sino dulce; tierno como una rosa recién despertada en la mañana... Pero no tengo ganas de abrir la boca. 
    Parece como si las palabras también se alejaran de mí...

    Hoy está el día bobo. Sale el sol un minuto, y al segundo se deja tapar por las nubes. El mar ruge. El viento se estampa contra la cornisa de mi balcón. No escucho a los pájaros, se me acaba de abrir un dolor... ¿La boba soy yo?

   Detrás de los cristales estoy arrumbada en la hamaca con mi couverture de cuadros vintage. Leo Les roses de Rilke: «Abandon entouré d'abandontendresse touchant aux tendresses...». Se me caen las pestañas... «Ô musique des yeux toute entourée dèux». Se me cierran los ojos...

    Ellas podían haber sido yo. Yo aún puedo ser ellas... ¡Daniela! ¡Esperanza! ¡Manuela!

    Después de un año agónico, he vuelto a soñar con naranjas... Caen como lluvia cálida sobre mi cara...Y al tocarme se hacen globos, naranjas de espuma y de seda... Daniela está feliz... Porque siempre se vuelve a nacer... ¡A vivir!

    Navegan herrerillos a barcos, piruetean veloces sobre el naranjal. Suben, bajan, caen en picado y rozan tus naranjas con su plumaje. Cantan... 
   ¡Te cantan a ti, Daniela, que has florecido en tu árbol! Ahora que tus cenizas nutrieron su raíz, te has convertido en fruta jugosa y dulce. Alimentas perfumes con tus pechos sagrados, te columpias en los bucles del aire...

    El dulzor de tu piel se cuela en mi costado, me lava el dolor y calma nostalgias. Amiga del alma...
    Y parece que fue ayer y han pasado dos años... Y recobro el aliento y vuelvo a subir a la montaña...
   Has vuelto a los campos y a los mares, Daniela. ¡Has vuelto vestida de azahares! Has vuelto a traerme primaveras.

............................

Relato escrito por Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.


(Dedicado a todas las mujeres que han sufrido o sufren cáncer. Dedicado a una querida amiga y a las rosas). Escrito para el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer.

Gracias, lector.

viernes, 5 de enero de 2018

DONDE LOS PUENTES SE ALZAN

Disponible en:

Hola a todos: ¡Feliz 2018!
Os presento mi tercer libro publicado. Para mí, este nuevo año llegó con promesas cumplidas y algunas alegrías.

Donde los puentes se alzan es una mirada poética. Alegorías que se confunden con la propia vida, para ser un solo paso caminante mimetizado en el paisaje. Donde la montaña, el río, el árbol o el puente, tienen voz propia a través del eco viajero. Poemas que hablan de sentimientos vivos que van de lugar en lugar, de corazón en corazón, con su gesto emblemático. Como si todas las cosas estuvieran relacionadas y formasen un «todo».

Los puentes me resumen la existencia. Ellos sostienen los días y las noches, en el fervor de las estaciones con toda su pléyade. Compartimos la misma marca de agua y el mismo gen perecedero, el mismo deseo de movimiento que nos vuelve etéreos. Y, me hacen sentir que soy también trayecto, un trozo del encuentro (del Gran Encuentro), donde me uno a otros caminantes.



"Una vez tuve un puente
colgado en mi costado,
yo tenía en mis ojos
dos grandes lagos.
Él unía mis orillas
y me cantaba dulce,
como cantan los puentes
cuando agua y sol se funden".


 Y quizá, este libro, solo es una canción amable de múltiples encuentros sobre el puente...

Nota: edito de nuevo la entrada. (17/01/2018). Gracias a todos.

Dejo aquí algunos enlaces disponibles para quien tenga interés en leer: Donde los puentes se alzan.

    En:
https://www.amazon.es/Donde-los-puentes-se-alzan/dp/8417285644/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1516212087&sr=1-1

https://www.fnac.com/livre-numerique/a12040459/Clarisa-Tomas-Campa-Donde-los-puentes-se-alzan?Origin=fnac_google#FORMAT=ePub

https://www.amazon.fr/Donde-los-puentes-se-alzan/dp/8417285644

https://www.amazon.co.uk/Donde-los-puentes-se-alzan/dp/8417285644

https://www.letrame.com/producto/donde-los-puentes-se-alzan/


https://www.carrefour.es/donde-los-puentes-se-alzan/9788417285647/p

https://www.bol.com/nl/p/donde-los-puentes-se-alzan/9200000092583367/?suggestionType=browse&bltgh=lB7YFofr7PUZ-k9OySdEoA.1.10.ProductTitle

https://www.hugendubel.de/de/ebook/clarisa_tomas_campa-donde_los_puentes_se_alzan-32930772-produkt-details.html 

https://sammeln.miles-medien.de/index.php/catalog/product/878.8006.3328324.html

https://www.casadellibro.com/libro-donde-los-puentes-se-alzan/9788417285647/6230622

https://www.agapea.com/Clarisa-Tomas-Campa/Donde-los-puentes-se-alzan-9788417285647-i.htm

http://www.gandhi.com.mx/donde-los-puentes-se-alzan



Mención en:
http://venyenloquece.blogspot.com.es/2018/02/tras-haber-leido-donde-los-puentes-se.html



Clarisa Tomás Campa © All Rights Reserved. 

Gracias a todos. Gracias, lector.
Siempre agradecida de vuestros comentarios y lecturas.