miércoles, 30 de enero de 2019

LA CERTEZA DEL INVICTO

Imagen del filme: Enemy at the Gates (Enemigo a las puertas), 2001.
Director: Jean-Jacques Annaud. Drama bélico.



"Es triste soñar algo que nunca sucederá".
Vasili Záitsev.



La certeza del invicto


Cuando acabe la guerra
tendré millones de municiones
para guardar en mi caja fuerte del banco.
Tendré más tanques para adornar el salón,
bien abrillantados, junto al piano.

Mis amigos vendrán a mis fiestas gloriosas,
vestidos con sus fusiles nuevos,
celebraremos la buena muerte y la sangre copiosa,
cantaremos guerras preciosas...

Seguro que millones de muertos estarán satisfechos,
me ocupé bien de ellos, los maté hábilmente...
Reconozco que la guerra me ha sido fiel a diario,
no tuve que sangrarla casi nada,
ella siempre a mi lado dilecta, bien armada,
amante encadenada...
Jude Law y Rachel Weisz

Algunos dirán que tuve la suerte del principiante,
la guerra ha sido buena conmigo, y yo, agradecido,
siempre he procurado aplastar bien las cabezas.

Y si alguno lloraba en la cuna muerto de miedo,
traía mi obús preferido
y le cantaba por los aires.
¡Qué narices, a preciso no hay quien me gane!
Pero es impresionante cuántos dientes tienen las bocas...

Cuando acabe la guerra nadaré
en un mar de fortuna,
los jardines marinos serán mis deudores eternos
por cuánto me esforcé,
por cuánto tuve que matar
para mantener sus estómagos bien llenos...


*****

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

*****

Millones de  gracias, lectores.
Un million de grâces et des millions de sourires.


Hablando de guerras...
Enemigo a las puertas es una adaptación de la novela homónima escrita por William  Craig, basada en un hecho real que relata la historia de dos francotiradores opuestos. Vasili Záitsev por el lado soviético, y por el lado alemán, el Mayor König, durante la batalla de Stalingrado en 1942.
Esta guerra real acabó cobrándose casi cuatro millones de bajas. No obstante, como bien sabéis, la guerra es, sigue siendo, la protagonista perpetua y la única que cuenta victorias.

Fragmento del libro y del filme, donde Danilov (oficial encargado de la propaganda soviética), se lamenta...
"El hombre nunca cambiará. Nos hemos esforzado tanto en construir una sociedad equitativa donde no hubiera nada que envidiar al vecino... Pero siempre hay algo que envidiar. Una sonrisa, una amistad, algo que no tenemos y de lo que queremos apropiarnos. En este mundo, incluso en el soviético, siempre habrá ricos y pobres, gente con esperanza y desesperados, ricos en amor y pobres en amor..."

Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.

6 comentarios:

  1. Estremecedor amiga Clarisa....Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buen poema y buenas mini reseña y extracto.
    Me diste ganas de ver el film, aprovechando que estuve viendo la historia (una de las tantas que hay) de toda la Segunda Guerra Mundial hace poco. No se si meterme con la novela, pero si el film me gusta...

    Cuanto más vuelta le da uno más se sorprende con la guerra, que continúa en ciertas partes del Mundo, pero como están en un rincón no parecemos percatados.
    En otros sitios, como ha pasado acá en Latinoamerica, la guerra se transforma en políticas despiadadas y combates civiles focalizados. Las políticas de hoy en día no anuncian nada bueno, veremos como zafamos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Frodo. Hay muy buenas películas sobre la guerra (guerras), de la primera guerra mundial está la de "Senderos de gloria" de Kubrick (1957) y con el genuino Kirk Douglas.Narra la conquista de una colina (1916)en terreno francés contra los alemanes. Es película de culto ya que, siendo de guerra, es antimilitarista y ofrece la visión poco gloriosa de la guerra; esa que antes siempre nos vendían las pelis americanas.
      De la segunda guerra mundial hay varias buenas, también: La delgada línea roja; La lista de Schindler; La vida es bella... Una de mis favoritas es: Carta desde Iwo Jima (2006). La dirigió Clint Eastwood y narra la guerra desde el lado perdedor, desde la otra cara (Japón perdió).
      Pero sin duda, Enemigo a las puertas, es la que más me conmovió. Quizá porque se ve al soldado su capacidad de abstraerse en todos los sentidos humanos, para ser una máquina eficaz para matar. Porque la guerra al final es eso: matar o que te maten.
      Y ya más cercana, está el film: Hotel Rwanda (2004). Basada en hechos reales de la guerra civil(genocidio) en Rwanda en la que la etnia tutsis fueron asesinados por la etnia hutu. En 100 días asesinaron a casi un millón de tutsis, hombres, mujeres y niños y casi todos a machetazos.
      Sobre la vida en Rwanda después del genocidio, trata mi primera novela "El aliado de Amara". Este año saldrá de nuevo reeditada y recoge una historia de ficción (basada en una experiencia real)sobre un viaje que hice a Rwanda en 1998.
      Y tienes razón, los pronósticos parecen que nos traerán guerras y más guerras... Yo ya la vivo muy de cerca, mi marido es de Ucrania y allí tenemos una guerra en su apogeo, aunque casi nadie habla de ello. Pero ya han muerto más de 10.000 soldados. Y Rusia, después de quitarnos Crimea, sigue queriendo más bocados...
      Vosotros también habéis tenido y tenéis guerras, quizá nunca se acabaron del todo, como bien dices, sigue focalizada en determinados lugares. Lo triste es que las guerras, quienes las provocan no son los que van a pelearse y todo es interés económico y de poder.
      Un abrazo, Frodo.

      Eliminar
  3. Buenos días, Clarisa:
    Te leo y encuentro en tus palabras emociones que me acongojan y que sólo se trasmitir con llanto, gruñidos o suspiros. Leerte, mi admirada compañera, es siempre una experiencia estimulante y produce una sensación reconfortante. Y también lo es hoy con este texto que reflexiona con un humor inteligente sobre el vació desolador que acompaña a toda guerra.
    Encuentro fácil escribir sobre lo que me alegra o me encapricha, de ahí que muchas veces mi escritura también sea fácil y caprichosa: de ahí me regusto por inventarme palabras. Tu escribir es sencillo y tu inspiración es ilimitada, es tan perfecto como sólo lo es lo sencillamente natural.
    Cada uno de tus textos es una batalla contra la deshumanización, supone una victoria de la identidad humana en esta batalla social diaria contra lo gregario de aceptar formar parte de la masa.

    Sigo con mis problemillas con Internet, disculpa mi ausencia durante estos días, confío en haberlos solventado pronto.
    Un gran abrazo, querida Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz viernes, querido amigo. Gracias por tus espléndidas palabras. Tus comentarios los colecciono como un bello regalo que leo y releo. Estos son, sin duda, los momentos mejores para quien escribe (al menos para mí). Sientes la compañía de otras palabras que nacieron al encuentro de éstas...
      En fin, estoy algo tristona en esta tarde, pero no por nada en especial, sino porque tuve la sensación de que este poema ya lo viví en otro tiempo...
      No tienes que disculparte, estamos a merced de circunstancias ajenas muchas veces a nuestras intenciones, sabes que en esto, te entiendo porque vivo como tú, cerca de las ocurrencias de los días...
      Un abrazo, mon ami.

      Eliminar