viernes, 6 de mayo de 2016

SOLA

Imagen: Ópera "Madama Butterfly" de Giacomo Puccini (1904 en La Scala de Milán). Tragedia japonesa en tres actos. Idioma italiano. Basada en el cuento "Madame Butterfly" de J. L. Long, (1898), y la novela "Madame Chrysanthême" de Pierre Loti (1887).
https://es.wikipedia.org/wiki/Madama_Butterfly
"Viajé sola, anduve en las orillas
y en las estaciones. Vi frente a mí
el temporal de rosas amarillas.
Caí bajo el signo de Géminis,
deshojé mi aliento
con la frente herida
y el corazón  abierto".
Clarisa, 18 de julio (año?). 6:00 a.m., en un lugar del este y sin ti.

Mis pasos son solos,
sólo son mis pasos.
Largo es el tiempo solo,
corto es el sueño recién nacido.
Mis manos son solas,
sola yo y mis manos.
La ventana sonora
en los cristales,
habla de transparentes
nubes de ojos despoblados.
Mi amor es solo,
ni isla, ni océano,
ni montaña lo acunan.
Mi amor está solo
en un lugar de mí
en donde ya no alcanzo...
Rebusco en su hornacina,
remuevo en su esqueleto,
sólo hay piel de letras secas,
cascadas de sílabas hacia su vacío...
¡Oh, butterfly! Qué sola quedas...
Sola es la estrella
allá en lo alto,
y aquí, sobre la nieve,
¡flor blanca!,
ternura fugitiva en la mañana...
Sola viaja la esperanza
en su espiral cíclica: ¡vida sola!
A golpes solos, camina
prematura y constante
la promesa a los albores...
Muere el canto solo
y en la garganta tiembla;
el intento sucumbe
callado en su crisálida,
y sin abrir la boca,
mi amor cae y se vuelca:
su batalla es sola.
¿Volverá de nuevo
para alcanzar su numen?...
¿Gozará del abrigo en tus portales?
O quizá gravite incierto
en soledad eterna,
para ser otro solo
ambulante del cosmos.

Poema escrito por Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Les dejo con la maravillosa voz de María Callas, tan significativa en este corte.

https://www.youtube.com/watch?v=mN9Dipgqdtw


6 comentarios:

  1. Admirada Clarisa:

    Esta entrada es todo un lujo desde el comienzo hasta el final, remitiéndonos a Madama Butterfly y la inolvidable y maravillosa soprano Maria Callas, para acercarnos, como preámbulo, a esa poética cita, que me parece bellísima, que nos prepara para adentrarnos al poema que nos enfrenta y nos sacude desde la orilla misma de la soledad y la impotencia más terrible. Tu poema, estimada amiga y poeta, me ha hecho acordar de Mario Benedetti y su poema "Rostro de vos":

    Tengo una soledad
    tan concurrida
    tan llena de nostalgias
    y de rostros de vos
    de adioses hace tiempo
    y besos bienvenidos
    de primeras de cambio
    y de último vagón.

    Tengo una soledad
    tan concurrida
    que puedo organizarla
    como una procesión
    por colores
    tamaños
    y promesas
    por época
    por tacto
    y por sabor.

    Sin temblor de más
    me abrazo a tus ausencias
    que asisten y me asisten
    con mi rostro de vos.

    Estoy lleno de sombras
    de noches y deseos
    de risas y de alguna
    maldición.

    Mis huéspedes concurren
    concurren como sueños
    con sus rencores nuevos
    su falta de candor
    yo les pongo una escoba
    tras la puerta
    porque quiero estar solo
    con mi rostro de vos.

    Pero el rostro de vos
    mira a otra parte
    con sus ojos de amor
    que ya no aman
    como víveres
    que buscan su hambre
    miran y miran
    y apagan mi jornada.

    Las paredes se van
    queda la noche
    las nostalgias se van
    no queda nada.

    Ya mi rostro de vos
    cierra los ojos
    y es una soledad
    tan desolada.

    Queda una sombra de nostalgia que se prolonga como el alero de una casa solariega hasta los acantilados de mi alma, ayer otoño y hoy primavera.
    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compañero de letras y proclamas. Sabes cuánto aprecio tus palabras y tu rico comentario.
      Es un lujo tenerte por aquí, Poeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenos días, clarisa:
    Tus sentimientos son únicos, ya que los vives desde el corazón y no acordes a los prejuicios ajenos.
    Tu manera de expresarte es única, con una cadencia y una sensibilidad que personaliza palabras, versos y estrofas.
    Quizá sea tu condición única, la que ocasionalmente te haga sentir sola. Yo sólo puedo agradecerte el que me hagas sentir acompañado.
    Un abrazo, Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nino. La agradecida soy yo, desde que te leo me he enriquecido. Reconozco que cada día aprendo de tu generosidad y admirable escritura.
      Tu novela merece mucho, espero que te lean y tengas tu merecida oportunidad entre los leídos.
      Un abrazo, Nino, para ti y los tuyos.

      Eliminar
  3. transmite el poema la idea de soledad, y transmitir ya es mucho. y como siempre, algunos versos alados. quisiera decirte q yo no pienso q el sexo lo arregle todo (hago referencia a tu último comentario en mi blog), esa idea la saqué de una peli y de una serie, yo fui el primer sorprendido al escuchar q hay parejas q se llevan mal y en cambio el sexo es fantástico. misterios del amor....un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y leer y por todo lo bueno que me dejas. En cuanto al otro tema, je, je... ay, me hiciste reír. También iba en tono general a colación de tu relato en esa línea (pero seguro que tú estás fuera de ese contexto) el resto de hombres, no sé, tengo mis dudas. Y sí, las relaciones amorosas de parejas, rara vez nadan en equilibrio. El ideal es buscado y buscado, pero el egoísmo particular, tarde o temprano aflora. A veces, las dos partes son tan egoístas, que pueden sobrevivir justo par esa parte más carnal o física. Porque a veces, las partes son tan frágiles que hasta en esto pierden dignidad. Son malas relaciones éstas. Y en tu cuento lo reflejas muy bien. Incluso hay quien las viste de amor (que sólo es autoengaño) porque son incapaces de profundizar en el verdadero sentimiento que representa. Se pueden escribir tantos relatos sobre las distintas formas de relaciones...
      Y es cierto, en la realidad hay relaciones tan extrañas y paradójicas, que superan la ficción. Tu relato es bastante real, por cierto.
      Ay, yo no dudo que tú eres "el lado bueno de estas cosas".
      Un abrazo, y buena semana para ti, Alex.

      Eliminar