domingo, 15 de mayo de 2022

DESEO


Girl Dreaming Of The Ocean Beach And Sailing.

Deseo

Deseo rodar sobre nubes aterciopeladas.

Deseo arrancar trozos y tirártelos encima

de la boca y el pecho,

y después acariciarte el rostro con los suaves

mechones desprendidos,

tu rostro azul abstraído en el combate.


Deseo nadar entre ellas hasta no poder sostenerme.

Deseo confundirme entre la tierra y el cielo

como ala de garza sobre los mares.

Deseo estirarme, inhalar, exhalar; descansar allí,

en aquel momento único en el que yo era parte

de su vientre aterciopelado.

Deseo rodar sobre nubes ensoñadoras, tirabuzón al viento...

Ahora y luego. Para siempre.

🌻🌻🌻

Clarisa Tomás Campa.  © All Rights Reserved.


Note: Estimados lectores, poco tengo que decir. Seguimos con la esperanza en alto y la ilusión como arma diaria. Ucrania en nuestra alma, el mundo en el corazón. Siempre agradecida de vuestras lecturas y comentarios. Siempre en deuda con todos vosotros. Amamos por encima de toda desgracia, la guerra no mermará nuestro amor generoso. Amad, amigos lectores, por encima de cualquier pronóstico, más allá de la sinrazón que ocupa nuestro planeta. También sabemos que después del dolor nace la alegría... E incluso en medio de él, hay momentos felices (en medio de esta guerra se han celebrado más bodas que nunca en otro periodo bélico). La violencia no engendrará violencia si nosotros no lo permitimos. ¡Viva la gente de alma brillante! Porque somos parte del ciclo del tiempo, instantes vitales, con sus giros, causas y consecuencias; el aliento primigenio que nos impera. Imaginemos que el orbe gira en nuestras manos, así, como un tiovivo que canta la canción de la vida. Gracias. Slava Ukraine! (Gloria a Ucrania)🤗🌍🌞🌱🎶🌻


20 comentarios:

  1. Hola Clarisa.
    Cómo estás ?. No se sabe nada sobre ti. Sólo te he leído y se que la situación no es nada favorable. Ánimos, guapa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Mónica, estoy bien, mi familia también. Este es un momento complicado en mi vida (y te aseguro que han habido muchos). No informo de forma explícita por aquí sobre mi vida personal por respeto a mi familia y también por seguridad ( debido a la implicación de nuestros trabajos). Lamento de verdad no poder leeros más y no interactuar más en bloguer 🤔 Pero pronto cambiará... Es lo bueno de ser una optimista crónica 😊
      Un cálido abrazo, bella amiga. 🤗🌻

      Eliminar
  2. Estupenda oda al deseo, al amor en sus distintas formas y a la pasión por la vida. La situación de Ucrania es aún terrible pero algo mejor que cuando comenzó la invasión. Ese amor del que hablas se ha puesto de parte de los buenos y contra todo pronostico los valientes hombres y mujeres de Ucrania están dando la batalla por su independencia y por su libertad que es la todos.

    Un grandísimo abrazo, Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel, eres un cielo de bondades 😉 Es el único sentimiento que nos mantiene a flote, el deseo de paz a través del amor. Sí, se logrará entre todos y ojalá este mismo apoyo fuese por igual en todas las zonas en conflictos bélicos (Etiopía, Yemen, Myanmar, Siria, Malí, Níger, Burkina Faso, Somalia, Congo y Mozambique, Afganistán… ) Pero lo cierto es que no podemos hacer nada más que en nuestro pequeño entorno, y a veces, ni eso...
      Abrazos de vuelta. 🤗🤗🌻

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu poema. Espero y deseo que llegue pronto la paz en Ucrania. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa,Qué alegría tan grande saber de ti y que estáis bien, el primer vídeo me llego al alma su música, el segundo me sacó un lagrima de emoción y leyéndote me sigue emocionando porque tienes esa bondad tan bella, como de perdón a pesar de todo lo que estáis pasando, todo este tiempo estuve acordándome de ti pregúntenme si estarías bien en medio de tanta crueldad y rezaba para que no os pasara nada malo.
    cada vez que pongo mi plato en la mesa, pienso y pido que todo el mundo tenga un plato de comida para poner en la mesa, yo nací en tiempos de guerra y fui creciendo con la posguerra que fue larga y se pasó muy mal y con mucho miedo. Sería largo de contar, querida Clarisa. Lo dejo aquí porque me canso, son muchos años. la salud va flaqueando.
    Me cayó el móvil al agua y perdí muchos contactos de teléfono y del wasap el tuyo también, así que no pode comunicarme en un tiempo, ahora está uno de mis hijos tratando buscar, bajar aplicaciones y cosas que yo no entiendo.
    Un abrazo muy muy largo y besiños, junto a mi inmensa gratitud, por ser como eres, por estar, por llagar de nuevo a mi vida. Gracias mil gracias, cielo lindo. Suerte mucha suerte.


    Clarisa, amiga mía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marina, perdón por tardar en contestarte... Gracias, y mil gracias por acompañarme en este momento y en tantos; gracias por ser ese Ada en mi camino, por estar ahí siempre, también en mi lado personal con tus muestras de cariño. Sé de todas tus dificultades de salud y por eso valoro sobre manera tu continuo acercamiento. Realmente la suerte es mía por tener en mi vida un ser tan hermoso como tú. (También intentaré ponerme en contacto contigo por privado, si no cambiaste de número, lo conservo). Abrazos, y mucha, mucha salud para ti y los tuyos, joven Marina. (Te amamos mucho, toda la familia, ya lo sabes).

      Eliminar
  5. Querida Clarisa:
    Confío en que todos tus deseos se cumplan. Tanto aquellos que compartes en este tirabuzón poético como los que guardas en tu corazón aterciopelado. Los nuestros se cumplen mientras te leemos, de ahí que tus lectores te releamos: tus palabras hablan de lo eternamente humano. Leyéndote uno comparte la ilusión de quienes quisieron llegar volando a la luna para conversar con los selenitas, o de quienes anhelaban crecer para dejar de tener que estirarse para besar. Inhalas experiencias y exhalas vida, así es tu escribir: un ejercicio aeróbico acompasado. Ahora, luego y siempre.
    Respecto a la guerra impuesta por la voracidad inhumana, creo que el pueblo ucraniano está dándonos un ejercicio de vida y esperanza. De defensa sin ofensa y de lucha sin odio. Slava Ukraine!
    Os deseo lo mejor a ti y los tuyos, amiga Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Amigo, sí estamos bien y de momento la familia también fuera de peligros (bueno, el peligro está en todas partes, pero al menos de bombas rusas, claro). Es tan triste para nosotros estos hechos, realmente nosotros teníamos (tenemos) tanto en común (familia, naturaleza, cultura, música, amigos, orígenes, amores... ) y siempre hemos convivido en armonía con el pueblo ruso. Nunca podría hablar con odio, ¡jamás! Nos consta que la mayoría de la población rusa no aprueba esta invasión, pero como ya sabemos, las guerras las promueven quienes no van a ellas. ¿Qué les dirá Putin a las más de 20.000 madres de soldados rusos (casi todos de las zonas alejadas y menos favorecidas), cuando sus hijos no vuelvan a casa? ¿Podrá acallar sus lágrimas? Yo no soy política y además no entiendo de políticas. Somos gente sencilla, que busca vivir sin dañar a otros y en paz... Quizá nos salve la ingenuidad, estimado Nino, hoy por hoy, siento que no hay otro camino en la vida que nos permita tener esperanza, soñar... La soberbia siempre intentará perdurar sobre nuestras cabezas, aniquilará cualquier breve florecer, cualquier pequeña cosecha a punto de ser pan; el mundo es así desde los tiempos, aplastante, arrasador. La guerra es la más insultantes de las ofensas y se lo lleva todo, hasta la más ínfima dignidad. Sabes, mi padre, del que siempre digo que aprendí tanto, nos hablaba a veces de estas cosas, padecidas, vividas... Y siempre nos decía que no permitiéramos que nuestro corazón se volviera duro por mal que nos fuera: "es lo único tierno que quedará de nosotros". Pienso que, devolver odio por odio sólo nos envilece más. La vida es algo más grande que unas guerras aquí o allá, incluso aún cuando nos hagan desaparecer, la vida es algo más significativo y hallaremos las respuestas...
      Gracias por estar ahí, por tus inspiradores comentarios, por tu humanidad, esa que hace sentirme en buena compañía y en confianza, así como si nos conociéramos de toda la vida... Abrazos, mi amigo. Gracias, millones 🌞🌞🌻

      Eliminar
    2. Me siento un millonario tras haberte leído, Clarisa:
      Y no en bienes materiales, sino que en beneficios anímicos. Si alguien duda que el Arte cura, sólo tiene que leer / observar / escuchar a personas como tú: artesanas de la palabra y artistas del sentimiento.
      Por desgracia, la mayoría de las sociedades humanas valoran más la avaricia que la caricia; y se ve en la agresividad e incluso en la violencia unos rasgos positivos, incluso de liderazgo. Estos rasgos que antes se primaban en los hombres, hace tiempo que también se avivan en las mujeres. Imagino que la progresiva incorporación femenina como fuerza de trabajo remunerado se concibió como un amalgamiento en el que se las embruteció y vulgarizó con rasgos con los que antes sólo se deshumanizaba a sus hermanos.
      Mi humanizante “hermana” Clarisa, tu padre sembró buena simiente en ti. Sin querer desmerecer al mío, en mí la sembradora humanista fue mi madre. Y eso, a su pesar, me trajo malas consecuencias, ya que en mí no se avivaron rasgos de esa masculinidad agresiva que se me presuponía. Un niño al que no le gusta pegarse, competir o burlarse del débil no es un niño normal. Y si al convertirse en chico no le interesan el fútbol y los coches; sino que la luz y la sonoridad, es fácil imaginarse que sea denostado por anormal, como raro.
      No sería raro que el ambicioso de Putin fuese un niño normal, que abusaba del débil y envidiara al poderoso. Ni que de chico, el criminal de Putin ambicionara ser delantero o cochero. Personalidades violentas como la suya suelen contar con gran aprobación tanto entre hombres como mujeres. Y psicópatas como él se integran con facilidad en la sociedad que los cría (de hecho fue funcionario público antes de ocupar un cargo público electo).
      Llevo TODA mi vida sufriendo a energúmenos como Putin: a maestros que dudaron de mi capacidad intelectual, a compañeros que dudaron de mi masculinidad, a compañeras que cuestionaban mi normalidad. Por suerte, no fui un niño abusado, siempre he tenido una capacidad indomable para escapar de la agresión física e imponerme en la intelectual. El saberme querido siempre me ha hacho fuerte frente a tanto “melonero”.
      Gracias por hacerme sentir fuerte, querida Clarisa.
      Mis mejores deseos para ti y los tuyos; y todo mi reconocimiento para tu recordado padre.
      Slava Ukraine!

      Eliminar
    3. Qué maravilloso comentario, qué reconfortante es hablar (a modo escrito) siempre contigo. Realmente me haces mucho bien, me hacéis mucho bien todos. Amigo Nino, que tengas días felices, estupendos. Abrazos. 🤗🌻

      Eliminar
  6. Clarisa, impresionante tu optimismo, tu entrega y tu fé, amiga...No sabía que tu marido era ucraniano y que tienes tanta conexión con Ucrania. Imagino cuánto estáis sufriendo todos, porque en Europa estamos viviendo esta terrible circunstancia con gran sentimiento. Estamos admirados del temple, capacidad de resistencia y el ánimo del pueblo ucraniano. He visto el video de las bodas y me ha emocionado cómo viven estos enlaces, la ilusión y la alegría que ponen en ello en plena guerra. Esa fortaleza es muy especial y precisamente su valor y su defensa los alza por encima de esta prueba tan injusta que están viviendo, sufriendo y soportando.

    Tu poema es una bendición, una llamada al cielo para que regale sus nubes, blancas y azules, sobre todos los hombres de buena voluntad.
    Tienes la varita mágica de tus versos, que nos llegan a todos como un presagio de esperanza. Ojalá que pronto acabe esta pesadilla, ojalá.
    Ucrania ha ganado Eurovisión y ha sido todo un regalo de sus hermanos europeos impulsándolos hacia adelante, dándoles esperanza y confianza en que la paz llegará y Ucrania volverá a brillar con su cultura, tradiciones musicales y su gente bella y valiente.

    Te agradezco tu visita a mi blog, Clarisa, las letras nos unen por su vocación universal, su amor a la vida y su creatividad, que nos eleva hacia el misterio y presencia del Creador...Te felicito por tu espíritu infinito y tu alma brillante. Sigamos amando y pidiendo al universo, que nos bendiga a todos y que cese la guerra en todas partes del mundo.
    Mi abrazo entrañable y todo mi ánimo, poeta y amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús. Sí, también siento que las letras nos unen, así como se unen las personas de buena voluntad en un proyecto vital común. La poesía no detendrá la guerra, ni las palabras, puede ser..., pero nos ayuda a compartir sentimientos, libertades, y quizás algo de humanización, aunque suene a pueril, pero quiero pensar que "suma". Porque en aras de esa fuente plena, sabia de estaciones, repleta de esperanzas por venir, también nuestra intención se vuelve ingenua, quizá para salvarnos del fracaso...
      Qué bonito todo lo has escrito, realmente estas cosas me hacen feliz, muy feliz y esperanzada.
      Abrazos, querida amiga. 🌻

      Eliminar
  7. Muchas gracias por acordarte de mi.
    Todo un placer disfrutar de tus letras, tan sensibles y emocionantes.
    Te deseo todo lo mejor y espero que vengan tiempos felices.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, siempre. Y sí, vendrán tiempos mejores, estoy segura. Y días anaranjados...
      "Pero tú y yo sabemos
      de otros mundos que danzan ajenos al pánico..."
      Gracias, preciosa. 🙏🌻

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Yo también tengo esos deseos, Clarisa. Bellos todos y esas palabras que nacen de tu alma y nos anima a ser y reflexionar sobre cuanto nos acontece con esta guerra.

    Mil besitos y un abrazo ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa. Agradezco tanto vuestro cariño lector, humano...
      Cálidos abrazos, Auroratris. 🤗🌻

      Eliminar