jueves, 23 de junio de 2016

CITA DE LA TIERRA

Gonzalo Márquez Cristo. Retrato del pintor: Ángel Loochkartt.



"Ars Mutandi"
"Ahora que el tiempo me persigue
Conozco el lugar donde la muerte reverdece
Y es allí donde comienza mi voz".
"La Morada fugitiva" de Gonzalo Márquez Cristo.



Poema "Cita de la tierra"
Autor: Gonzalo Márquez Cristo.
Del libro de poemas: "Oscuro nacimiento"
Editorial: Fundación Común Presencia. Enero de 2005 (1ª edición) . 5ª ed. en 2011.

En este libro su autor hace una fusión de fenómenos contrarios como la vida y la muerte que sirven como objeto para indagar sobre el destino humano.

CITA DE LA TIERRA

Lo tenía todo hasta que llegó la palabra.

Durante la vigilia conocí el grito azul. Probé todas las máscaras incluidas las del tú. Esperé que mi pobreza me hiciera libre y delaté a aquellos que decidieron heredar los desiertos.

Los señalé con mano de sal y deserté de la luz.

La sublevación del deseo nos dejó a la intemperie.

Imitamos la palidez de la luna y curamos la herida del insomnio con la ventana trémula de un cuerpo desnudo.

Las lágrimas, el miedo, las visiones, y todo lo que será recuerdo, me forzó a la fuga de mi rostro.

La tierra citó a sus testigos y los árboles fueron leídos por el viento. El fuego nuevamente interrogó nuestros sueños.

La sangre del amanecer cayó en mi pecho y padecí el cruel reinado de las horas.

No sé cuánto más debo perder para que me sea develado el poema. No sé cuál es la sed que debo atizar para continuar en la respiración. Eludí las rutas propuestas por el sol. Bauticé todo lo perdido. Habité la Edad del grito. Emprendí el camino hacia mi voz.

Y ahora, cuando cierro los ojos, alguien regresa a la vida.

----------------------

Su blog abierto al público para quien quiera leer parte de su extensa y maravillosa obra:

Mención en la revista Letralia sobre su fallecimiento el día 24 de mayo (reciente) de 2016. 

Me parece un acierto detenerse en la lectura de este poeta nacido en Colombia en 1963, que habló como nadie de las heridas espirituales de su país y que le dolían en la propia carne.
Poeta al que admiro y he leído parte de sus libros. Era de obligada justicia mencionarlo en este espacio con el sólo objetivo de mi agradecimiento por su legado. 
En su lectura encontré Sabiduría, la de aquél que engrandece la Poesía usándola también como un camino de entendimiento. " La poesía debe ser reflxión y estremecimiento", según sus palabras.
Tenga su Paz.

2 comentarios:

  1. Es un poema para enmarcar en su belleza críptica, en sus imágenes oníricas, y por encima del sueño, para encontrar lo que todos buscamos:el ensalme poético. Encontrar la palabra, es una angustia, que nos llevo al desvelo de armar como un rompecabezas el poema. Un abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo tu apoyo y lecturas, Carlos Augusto.
      Sí nos quedó de su autor belleza. Gracias por tu cómplice comentario.
      Saludos.

      Eliminar