domingo, 7 de octubre de 2018

EN RÁPIDAS ESTACIONES







Sabré donde vestirme cuando desnude el día...

Cubierta de blancas boltonias, en el sedun rojizo
que ya vuela,
imaginaré que soy luna de senderos.

Amarilla de hojas que huyen del desaliento
correré como corza perseguida
por truenos,
como el pequeño velero que escapa de la ola,
del batir de la muerte.

Subiré como el ave que jamás fue de tierra
a las cornisas nublosas,
anidaré en la frente fulgente del combate.

Despertaré la sombra del otoño dormido,
conformado de islas solitarias,
que se rinde al presagio, a las hordas
de ocasos ya decrépitos.

Y haré brotar de nuevo la alegría
moribunda de años, abandonada en las raíces de la sangre.
En los vientres mordidos
por dolores antiguos, besaré
tiernamente la esperanza que aún gime.

Y seré como lluvia que lame lo perdido
en el musgo, en la piedra.
Como lluvia que llena el corazón vacío
de intenciones,
de brotes sonrosados que comienzan.




Clarisa Tomás Campa. © All Rights Reserved.





Gracias, lector.
¡Feliz tiempo!


6 comentarios:

  1. Buenas tardes, Clarisa:
    Ya haces brotar la alegría, sin necesidad de ser como lluvia o de despertar sombras. Lo llevas haciendo desde el momento en el que te decidiste a compartir tus textos, desde que nos permites transitar a tu lado por el puente que lleva a la esperanza.
    Me alegra leerte tan efervescente, plena de sensaciones.
    Un abrazo a Ihor y a los niños.
    Una gran sonrisa para ti, Clarisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nino.
      Gracias por acordarte también de los "otros" importantes en mi vida.
      Son las cosas así, tan humanas, las que me hacen apreciar más allá de las palabras escritas, tu persona iluminada.
      Sabemos que no es necesario sentir alegría para escribir sobre ella; quizá por esa razón del corazón, incomprensible a veces, que sólo desea dejar felicidad, aquí y allá, por si alguien puede sentirla un poco...
      Aprendemos a escribir sobre líricas que nunca fueron nuestras, pero que su canto nos conmueve, nos hace sentir la humanidad que de la que fuimos hechos.
      Quiero volver a agradecerte tu novela: "La gata vio al asesino". Gracias por tu mención en a mí y a mis libros en los créditos. Eres un escritor generoso, tendrás recompensas, lo sé.
      Tú escribes por el placer de hacerlo; yo por parecida razón. Amamos este simple acto de expresar con palabras escritas cuanto acude a nuestra inventiva, corazón. Es algo que no necesita aplausos, ni éxitos, pero sí cómplices lectores.
      Gracias por ser un cómplice lector.
      Días felices para ti, mi buen amigo.
      À bientôt!

      Eliminar
  2. Leerte siempre llena de esperanza la vida. Gracias amiga por tus letras, tu pasion y por escribir. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Alicia, gracias por tus palabras. Sabes que también te aprecio. Siempre me das ánimos.
      Feliz domingo, guapa.
      Abrazos!!

      Eliminar
  3. ¡cómo pasan las estaciones, carajo!
    Si por acá ya volvió a dar una vuelta más y estamos de nuevo en la primavera. Todo brota de nuevo, el renacer
    Y parecía que el invierno no se iría jamás

    Muy bueno
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, sí que pasan y pasan... Hemisferio norte, hemisferio sur, ellas siempre dispuestas a correr...
      Gracias por pasarte y dejarme amables palabras. Gracias por tu lectura.
      Abrazos, artista.

      Eliminar